¿Cómo tener un embarazo saludable?

00:16 127 hits

¿Cómo tener un embarazo saludable?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

embarazoDurante el embarazo se vienen muchas preguntas a la mente de la futura mamá, la más frecuente es con respecto alimentación que se debe tener para mantener el peso ideal y que, además, asegure el bienestar de su hijo.

Para ello, es importante tener como objetivo principal llevar una dieta balanceada que incluya muchas frutas y vegetales, evitar el exceso de carbohidratos complejos, alimentos procesados y con alto contenido graso.

En términos generales, se considera que una persona debe tener un peso que está proporcionalmente relacionado con su talla. La concordancia entre estas dos variables se denomina índice de masa corporal (IMC).

Los valores normales van desde 20 a 25%, aunque cada organismo es distinto hay que tener en cuenta que lo más saludable es no sobrepasar este límite, ni estar por debajo de él, al momento de quedar embarazada. Muchas mujeres creen que por el simple hecho de estar embarazadas el ejercicio pasa a segundo plano. Este pensamiento está completamente errado ya que, tal y como sugiere el endocrinólogo Dr. José Guevara Puy: “es fundamental no olvidarse del ejercicio, por lo menos cinco días a la semana, aunque pueda llegar a sentirse fatigada o con sueño.

Siempre hay 20 ó 30 minutos diarios disponibles para realizar alguna actividad física”. El paso más importante en el embarazo es elegir a un médico que te brinde atención prenatal y consultarlo regularmente.

Las citas frecuentes y consistentes con un obstetra o ginecólogo, un médico de familia o una matrona certificada pueden asegurar tanto tu seguridad como la de tu bebé en crecimiento a lo largo de todo el proceso de embarazo. Busca atención prenatal tan pronto como sepas que estás embarazada o si sospechas que lo estás. Puedes comenzar a visitar a tu médico de siempre, pero probablemente te derive a uno especializado en el cuidado prenatal a medida que tu embarazo progresa.

Así que, siempre y cuando tu embarazo sea normal (según tu médico). El tener que llevar un peso adicional en el vientre, las náuseas matutinas y el dolor en los músculos pueden hacer que el ejercicio suene como algo increíblemente poco atractivo. Sin embargo, mantenerte activa durante el embarazo no solo te mantendrá sana a ti, sino también a tu bebé.

El ejercicio regular puede hacer que el parto sea menos difícil, que perder el peso del embarazo sea más fácil, puede ayudar en la recuperación física posparto y fomentar el crecimiento saludable del feto. Opta por realizar treinta minutos de ejercicio de bajo impacto como nadar, manejar bicicleta, levantar pesas y hacer yoga diariamente. Durante el embarazo, siempre estírate antes de hacer ejercicio. Una hormona llamada “relaxina” se libera a fin de preparar tu cuerpo para el alumbramiento, pero puede debilitar tus músculos y articulaciones.