La magia que convierte a dos cuerpos en uno

09:03 234 hits

La magia que convierte a dos cuerpos en uno

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enfo-2Ponerse en forma y mejorar el deseo sexual en la pareja es posible con la kizomba, un baile de origen angoleño que desprende erotismo en cada paso y se baila muy pegado.
El compás de este baile es 4/4. Para hacernos una idea podemos dar una fuerte palmada primero, que se correspondería con el primer tiempo, dos palmadas más suaves y muy juntas y una última palmada más distanciada y marcada. Esta estructura suele repetirse a lo largo de todos los temas.
Sensualidad, compenetración, erotismo y, sobre todo, mucha sincronización entre la pareja de baile son las características fundamentales de esta danza. Tiene varios pasos básicos pero la premisa fundamental es que los pies de ambos bailarines deben estar sincronizados.
Visual y sonoramente, puede recordar a otros bailes latinos en auge en los últimos años.
A pesar de que en Europa se evidencia furor sobre este baile, en Ecuador también está pegando fuerte,
En Quito son muchas academias de baile las que ofrecen clases de este ritmo. Galo Ojeda, propietario de Dancing move, comenta que en cada clase tiene a 15 mujeres que desean aorender a mover sus caderas con este ritmo.
“Todo inició como una moda. Lo vimos en YouTube, nos quedamos maravillados y ahora todos quieren aprenderlo”, dice.
El experto dice que aprendió en Europa a bailar este ritmo. “Allá se hacen festivales en los que puedes aprender. Ahí aprendí yo. Aunque el esfuerzo del hombre no es mucho. Solo debe aprender a llevar a su compañera. La mujer si tiene todo el trabajo”, comenta.
Entre los beneficios de este baile, Galo comenta que también ayuda a tonificar el cuerpo. “Son movimientos muy lentos pero se necesitan mover mucho las caderas, las piernas y esto hace que en una mujer su cuerpo se vaya tonificando. Media hora por tres días a la semana, será suficiente”, afirma.
Por otra parte, y entre otros beneficios, tenemos a la parte sexual. María Fernanda Hinojosa, terapista de pareja, afirma que este ritmo es excelente para incentivar el deseo por la pareja.
“Ayuda a fomentar la atracción en la pareja”, dice.
La razón científica es que bailando segregamos una gran cantidad de endorfinas (hormonas de la felicidad), que a su vez ayudan a liberar las hormonas responsables del deseo sexual. Y no solo eso, sino que el hecho de que exista mayor comunicación no verbal, que los cuerpos tengan que aprender a expresarse. Entre otros ritmos que también nos darán estos beneficios son la bachata y el zouk.