¿Qué es la anemia del deportista?

00:00 233 hits

¿Qué es la anemia del deportista?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

enfoque-deporteMuchas de las denominadas “bajadas de forma física” de los deportistas coinciden con un cuadro clínico caracterizado por una disminución relativa de sus glóbulos rojos, a la que se denominó “anemia del deportista”, se observa fundamentalmente en aquellos deportistas que ejercen actividades de resistencia y en aquellos que entrenan con gran intensidad y elevadas cargas. Característico también en corredores por el impacto de repetición.
El sitio madrid.org, describe que existen muchos tipos de anemias, pero la que padece del deportista más frecuentemente es la ferropénica. El hierro es vital para el buen funcionamiento de la cadena respiratoria puesto que constituye el núcleo central de la molécula de hemoglobina.
Las causas de la anemia del deportista son:
Insuficiente aporte de hierro a través de la dieta: frecuente en los deportistas que siguen dietas vegetarianas no correctamente balanceadas. También por un aumento excesivo en el consumo de carbohidratos en detrimento de las proteínas, principalmente de origen animal.
La disminución de la absorción intestinal, que se ve dificultada por un aumento de los movimientos peristálticos intestinales como consecuencia del trabajo muscular intenso, lo que provoca la consiguiente aceleración del tránsito del contenido intestinal, con lo que disminuye el tiempo de absorción.
La reducción de la capacidad de utilización del hierro: se cree que se produce por la elevación de la temperatura corporal, generada por el trabajo muscular, que interfiere en los procesos del hierro.
Para evitar este padecimiento es importante llevar una dieta balanceada.
“Es importante conocer que los deportistas tienen necesidades especiales en cuanto a los nutrientes. No es solo decir una dieta normal o sana. Se trata de consumir los alimentos que les aportan todo lo que necesitan. Por eso es importante visitar a un nutricionista que les hará conocer, por ejemplo, que el hierro contenido en los alimentos de origen animal como de la carne, o hígado, contienen un tipo de hierro, hierro hemo, que se absorbe mejor que el hierro no hemo aportado por los vegetales como cereales integrales, legumbres, verduras y hortalizas”, dice la nutricionista Andrea Valenzuela.