Selfies, una moda de todos y para todos

03:37 810 hits

Selfies, una moda de todos y para todos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

selfieUna de las tendencias favoritas en los jóvenes son los denominados “Selfies”. Estos autorretratos han llegado a ser parte de sus vidas que han derivado a otros tipos de fotos como los extremos, de pies, aftersex, que son sus favoritos e incluso ahora hasta de sus padres.

Emily Musson y su novio Johnny son una pareja de Nueva York (EE.UU.) a la que le fascina publicar fotos en las redes sociales demostrando su amor. Pero su nivel de exhibicionismo es tal, que los padre de Emily, Nancy, de 55 años, y Craig, de 53, decidieron recrear las poses de los chicos en los denominados “Selfies”. La alocada composición consiguió más de 40 000 de retuits y 56 000 favoritos en Twitter. La composición no le hizo mucha gracia a Emily, quien se quejó diciendo que sus progenitores habían “tomado drogas o algo”. Seguramente, cuando Craig y Nancy conozcan a Johnny no podrán parar de reír, informó www.ecuavisa.com.
Un selfie es, en una palabra, un autorretrato. El término se usa por lo general en el mundo de Internet para referirse a una fotografía de autorretrato que se publica en línea y en español se le conoce también como autofoto o como selfi, que es el derivado de la forma inglesa.
El selfie típico es una persona sosteniendo la cámara o dispositivo móvil a todo lo largo de su brazo, con el objetivo apuntando a sí mismo. La fotografía, en ocasiones, incluye parte del brazo, sin dejar duda de que se trata de un autorretrato. Una de las modas más llamativas por la expresión de sus gustos y el sentimiento que la foto les representa.

Selfi, una novedad de hace dos siglos (Rubén Darío Buitrón)


ruben-darioPues, sí. Tengo que contarles que el selfi, selfie (en gringo) o selfy (en británico) no es un invento de nadie que haya nacido en este siglo ni en el anterior, sino que se produjo en la cámara de daguerrotipo de un fotógrafo que un día del siglo XIX estaba explorando su rudimentaria herramienta.
Nunca antes ningún fotógrafo había realizado un primer plano de alguien. Pero una mañana de 1839 (casi hace 200 años), el estadounidense Robert Cornelius destapó el objetivo de la cámara, la dejó abierto más de un minuto y lo tapó de nuevo. Cuando extrajo la placa metálica escribió: “The first light pinture ever taken”, es decir, “la primera imagen de luz jamás tomada”.
A Corneluis, por tanto, nos toca adjudicarle el descubrimiento del selfi, que dos siglos después se convirtió en un boom comercial gracias a la popularidad de las cámaras de mano o de los teléfonos inteligentes y gracias al chip de noveleros que tenemos los humanos.
Claro que Cornelius nunca lo sabría. ¿Cómo podría imaginar que muchísimos años después miles de millones de personas en todo el mundo se volverían fanáticas de mirarse en un espejo y tomarse una foto a sí mismas tratando, inútilmente, de parecer sexis (bueno, en casi todo el mundo: no creo que los hambrientos de África ni los refugiados de Siria puedan hacerlo mientras luchan a muerte por sobrevivir).