Embellece tu hogar con cortinas confortables

00:34 1377 hits

Embellece tu hogar con cortinas confortables

Ratio:  / 0
MaloBueno 

cortinaIBARRA. Las cortinas estampadas animan grandes estancias, siempre que el dibujo guarde proporción con el espacio -el estampado debe apreciarse correctamente-. Las cortinas lisas son ideales para espacios pequeños porque no confunden la vista.

IMPORTANCIA. Las personas buscan cómo decorar sus casas por dentro, una cortina es el vestido del hogar, “usted cuando entra a una casa lo primero que ve es la decoración de muebles, que es la importancia y el realce de cada ambiente en el cual usted se encuentre”, explicó Juan Pablo Riofrío. PARA LOS PEQUEÑOS. En la decoración de la habitación para niñas, prefieren el fucsia o rosado, con la tela que tengan sus dibujos preferidos. En cambio, para los niños, predomina el azul con blanco, que es lo que más buscan en el Portal de las Cortinas. ADOLESCENTES. El café claro en el velo y en el pesado es el preferido para los adolescentes. Los colores varían según la edad o el gusto, pero en este local de Juan Pablo las mujeres piden el vino tinto, rojo, es decir, colores fuertes que les aclare la habitación. CONSEJOS. Si tu habitación tiene café en las paredes combínalo con el beige, que es el realce que le puedes dar; no combines del mismo color, porque la cortina se va a perder. Por ejemplo, un velo blanco con la cortina pesada de tonalidad café oscuro es un adorno muy bonito, porque le da una combinación con la pared y aclara el ambiente. EXPERTA. Dora Andrade tiene su local de cortinas en la Chica Narváez, “el cambio de lo tradicional a lo de ahora es más práctico y más sencillo; viene con tubulares prácticos para sacar con facilidad y ubicar. La más económica es completa, con la tela liviana y tela pesada, también bolas para amarrar, la medida es de 3 metros de ancho por 2,20 de alto, que sirve para una ventana de dos metros, con un costo de 30 dólares. UNA BONITA CAÍDA. Para lograr unas cortinas con una bonita caída, opta por telas pesadas, como los linos gruesos, las sedas salvajes o las chenillas.