26-08-2018 | 00:39
(I)

¿Emprendedor novato?

Al momento de iniciar un negocio, comienzas un camino difícil. Emprender no es fácil, es necesario tener perseverancia y decisiones.

Ibarra. Si has decidido afrontar la aventura de crear un negocio debes tener en cuenta que el camino para hacer realidad tu idea no será fácil, ya que necesitarás de una estrategia y mucha paciencia.

Si eres una persona que ya tiene una idea y deseas crear un emprendimiento, estos consejos que nos comparte Juan Loza, especialista en emprendimientos, te serán de mucha ayuda para tener éxito.

Positivismo. Procura alejarte de las personas que te digan que no es buen momento para emprender, que los tiempos son malos. Más bien piensa que siempre es el momento oportuno para una buena idea.

“Una de las mejores formas de motivarte es juntarte con personas que compartan tus ilusiones, que sientan la misma motivación que tú, que te den el ánimo para continuar y que te frenen cuando no lo sepas ver”, enfatiza Loza.

Procura aprender. No juzgues cada día por lo que obtienes, sino por lo que siembras, por lo que lograrás a largo plazo. Persevera, ten paciencia y sé constante. También ten en cuenta que, seguramente, cometerás muchos errores y hay que aprender de ellos.

Entorno acogedor. Que tu ambiente de trabajo sea agradable, escucha música que te motive, mantén ordenado tu puesto de trabajo, organízate.

Red de contactos. Muchos jóvenes emprendedores no usan su red personal de contactos, donde está la familia, amigos y contactos de la infancia. No temas acercarte a gente que puede ayudarte. Haz la pregunta y preséntate. Tienes una larga red de contactos, no dejes que se escapen.

Aspira alto y espera mucho. Si realmente quieres sentirte muy satisfecho y recompensado, necesitarás un mayor nivel de expectaciones y aspiraciones desde el principio de tu carrera emprendedora. Mira al futuro y visualízate como un multimillonario o el mandamás de una industria. Esto te llevará a conseguir tus objetivos. Esta tarea es psicológica, pero aspirar a lo más alto te dará determinación.

Lo más importante. El primer y mayor obstáculo en la carrera de cualquier joven emprendedor es aprender como aceptar el riesgo. Arriesgarse es uno de pasos que se requieren para empezar. Tanto si el riesgo es económico como laboral, no hay mejor momento para arriesgarse que cuando estás en tus tempranos años. Así que arriésgate, haz algo loco, empieza un negocio.

Si fracasas, habrás aprendido mucho y podrás continuar. No vivas siempre pensando “y si...”.

vas a tener que trabajar más
Olvida el sueño de hacer dinero por minuto mientras bebes un coctel en las Bahamas, si trabajas lo suficientemente duro, podrías hacerlo realidad. La verdad es que, por ahora, hazte a la idea de que vas a trabajar mucho más que como empleado, aunque con la ventaja de tener mayor flexibilidad para manejar tu horarios. Todo es responsabilidad tuya. Te conviene asumir, por default, que a tus empleados no les importa en lo absoluto si a tu negocio le va bien o mal, aún cuando no parezca ser el caso. Ser emprendedor es entender que, si el negocio va a tener éxito, si va a ser rentable, si va a crecer, depende de ti. Así que no esperes cosechar en las primeras semanas, ni en los primeros meses.