14-09-2018 | 00:00

El divorcio y cómo se debe actuar a tiempo

“Cuando se prohiben los derechos del padre o la madre puede ser un gran problema para el menor. No lo hagan”, dice la experta.

Ibarra. Cuando aparecen los problemas en el matrimonio y se han agotado todas las posibles soluciones la pareja suele recurrir al divorcio. Una medida que puede afectar de manera directa a los hijos y es allí en donde tenemos que saber cómo actuar.

Primer paso. “Cuando los padres han tomado la decisión de separarse definitivamente, lo primero que deberán hacer es conversar con sus hijos. Tienen que explicarles el por qué se genera la separación.

Hay muchas veces que los padres no lo hacen por excusas de la edad”, explica la Piscóloga Clínica, Ana Lucía Carrión.

Cómo decirles. La profesional manifiesta que el momento para hablar con ellos y decirles sobre la situación dependerá del estado de ánimo que estén atravesando los hijos. “Existen etapas en las cuales los niños y adolescentes están pasando por un mal momento por lo tanto no se les debe dar un problema más al darles esa noticia”.

Consecuencias. La separación afecta de una manera abismal en los menores. Tanto los niños como los adolescentes generan varios cambios por ejemplo: bajan notas en sus estudios, cambios de actividades y suelen apagar su estado de ánimo por ese vacío que deja la separación de sus padres.

Edades. “Los niños que están en una etapa de la primaria pueden resultar afectados más que aquellos que están más grandes”, dice la Psicóloga.

Es importante cuando son niños los padres luego de separarse deberán ser más responsables con sus hijos y darles mayor apertura para conversar.

Actitud. Cuando no se ha tenido una buena comunicación con los hijos ante esta situación aparecen los problemas para el menor que se ve involucrado en situaciones negativas como una forma de rebeldía.

“Desde que los padres plantean la separación deberán buscar ayuda con un profesional para que no existan inconvenientes con los menores”, aconseja Ana Lucía Carrión.

Mucha atención. “Lo que nunca deben hacer en estas situaciones es hablar en contra del otro progenitor. Por más ira que se tenga no se deba generar una mala relación tanto con la madre como con el padre”, comenta la experta. Además afirma que es importante respetar los espacios.

no ponerlos en el medio