10-08-2018 | 00:08
(F)

Ballet Nacional del Ecuador se presenta al Complejo Cultural Fábrica Imbabura

Esta obra de danza, que realiza un recorrido por los géneros de la danza jazz, no tiene costo alguno y está abierto para que todas las personas lo disfruten.

Antonio Ante. El Ballet Nacional del Ecuador, regresa al Complejo Cultural Fábrica Imbabura, esta vez con la obra “Transitando”. Presentación que se enmarca en la agenda de celebración del Día Nacional de la Cultura. La cita es hoy, 10 de agosto de 2018, a las 19:30.

Estilos. El Ballet Urbano, elenco del Ballet Nacional, pondrá en escena Transitando, obra que representa de manera cronológica algunos de los estilos en los que ha devenido la danza jazz.

Puesta en escena. Esta pieza cuenta con la coordinación del Maestro Freddy Tacury y la coreografía está a cargo de Andrés Pozo y Óscar Herrera.

Más de quince artistas en escena realizarán un recorrido por los géneros de la danza jazz, abarcando de manera evolutiva el musical de broadway, vogue, jazz, street jazz, lyrical jazz, burlesque y afro jazz, danzas que llevan a través de la historia y el cuerpo los pasos originarios y evolutivos de esta danza.

Aporte cultural. Edgar Flores, Director del Complejo Cultural Fábrica Imbabura, informó que el evento consta en la agenda de celebración del Día Nacional de la Cultura en la Fábrica Imbabura, que incluyó conciertos, recitales poéticos, exposiciones pictóricas, mediación en el museo textil y una feria gastronómica. Flores destacó, que la obra Transitando se presenta en el marco del trabajo interinstitucional que lleva adelante el Complejo Fábrica Imbabura y el Ballet Nacional del Ecuador, que ha permitido presentar varias obras en Imbabura, entre ellas, El Cascanueces, Fiesta Ecuador y El Gato con Botas.

Más. “Transitar” es moverse, es sentir de manera diferente el latir del corazón y el ritmo de los pies al son de los tambores y los metales.

Cíclicamente mediante esta obra, se puede sentir como los estilos llegan a nuevas generaciones y nuevas adaptaciones, demostrando así que la danza está en constante cambio.