09-05-2018 | 15:13

Algunos jóvenes que solo buscan viajar

    viahjes

    Quito.- A diferencia de las generaciones anteriores en las cuales el éxito se medía por la consecución de bienes como una casa o un carro, estudios recientes indican que los jóvenes de este siglo lo que buscan es acumular experiencias.

     

 

Detalles. “Hace 30 años las expectativas de los jóvenes estuvieron mediadas, en gran parte, por las influencias paternas sobre las que recaían: tener una carrera, ser profesional, tener una casa, un carro, hijos”, comentó el sicólogo David Rolong Schweiger.

En la actualidad, la generación denominada como Millennials, que abarca las personas nacidas entre los años 1982 y 2000 tiene un nuevo lema que “es mejor acumular experiencias que pertenencias”.

Tendencia Esta generación se caracteriza por la búsqueda de sensaciones inmediatas y una solución rápida a sus necesidades. A diferencia de sus padres ponen el corazón por encima de la razón y por ello a la hora de elegir un trabajo prefieren optar por oficios informales o actividades freelance en contravía a los trabajos formales en los que se desempeñaron los papás, porque lo suyo es vivir las experiencias como una elección deliberada.

Premisas. Pese a los cuestionamientos de profesionales entre los 35 y 40 años a los que se les oye decir ¿qué será de la vida de estos jóvenes a los 50 años?, ¿de qué vivirán? o ¿qué comerán?, eso no preocupa a los Millennials, ellos tienen otras premisas como por ejemplo “la vida es muy corta para perderla trabajando” “es una ironía que se gane la vida mientras se pierde”, “ya que asumen el trabajo como un impedimento para la vida a plenitud”, indicó Schweiger.
Es decir, para ellos la seguridad y estabilidad tanto laboral como financiera están en un segundo plano, los Millennials quieren elegir las cosas basados en la satisfacción personal más que en el deber social.  

Conclusión. Definitivamente no quieren ser como sus padres, que en muchos casos no cumplieron sus expectativas. Sin embargo, algunos mantienen relaciones de dependencia económica y afectiva.