24-08-2018 | 00:01
(I)

Se sustrajo dinero y todo quedó grabado

El hecho se registró en un complejo recreacional ubicado en el barrio Monserrath. El local ha reforzado la seguridad.

Otavalo. Las cámaras de seguridad de un complejo recreacional ubicado en el barrio Monserrath grabaron el momento en que un sujeto ingresa a un espacio, donde se encuentra ubicada una caja registradora, de donde se sustrae dinero aprovechando la ausencia de los encargados del negocio.

Robo. El hecho se registró la tarde del miércoles 15 de agosto. La propietaria del centro recreacional, Blanca Males, aseguró que no se pudo conocer la cantidad exacta que se sustrajo el supuesto cliente.

“Más o menos al mediodía ingresaron dos adultos y un menor. Aparentemente eran colombianos”, dijo Males. La propietaria del establecimiento explicó también que a pesar de la actitud sospechosa que tenían estos ciudadanos, desde el momento que ingresaron al complejo recreacional, no esperaron que uno de ellos procediera de esa manera.

Registro. Males dijo que los “clientes” ingresaron aproximadamente a las 12:00. “Cuando se disponían a salir, se puede observar en las cámaras que uno de ellos, mientras abre y cierra el casillero donde supuestamente tiene sus pertenencias, observa la caja registradora y aprovecha el momento exacto para saltar por una pared que divide los espacios, coge el dinero de la caja y regresa de la misma manera que ingresó”, dijo la propietaria. El sujeto que ejecuta el robo permaneció en el establecimiento por más de 4 horas antes de cometer el delito.

En el video se puede observar que el sujeto tiene el tiempo suficiente para, una vez cometido el robo, guardar lo sustraído en su billetera, terminar de vestirse y esperar al otro ciudadano y al menor de edad para salir juntos. Los encargados del negocio no se percataron del robo hasta que revisaron las grabaciones.

Procedimiento. La propietaria del local no se encontraba en el negocio cuando se dieron estos hechos. “Cuando regresé fui a la caja a revisar los ingresos y me percaté que estaba vacía. Pregunté a los empleados y no sabían lo que pasó. Es ahí cuando decidimos buscar en las grabaciones de las cámaras de seguridad y pudimos observar la forma en que este supuesto cliente se sustrae el dinero de la venta de ese día”, dijo Males y aseguró que no ha puesto la denuncia ante las autoridades pero quiere alertar a la población para que no sean víctimas de esta persona y de otros grupos que se dedican a este tipo de robos.