17-05-2018 | 13:55

Repuestos de vehículos de dudosa procedencia fueron localizados en local comercial

    productosIbarra.-  Los trabajos de investigación para localizar y desarticular organizaciones delictivas dedicadas al robo de carros, motos, accesorios y autopartes efectuados por servidores policiales de la Policía Judicial de Imbabura, permitieron localizar un local comercial en donde se estaría vendiendo repuestos de vehículos de dudosa procedencia. No presentaron los documentos de ley.

Allanamiento.  Con la información obtenida, los efectivos policiales lograron obtener una orden de allanamiento emitida por el juez de la Unidad Judicial Penal. En cumpliendo de la orden, los uniformados en compañía con el fiscal de turno ingresaron al local ubicado en la avenida Jaime Rivadeneira y Juan de Dios Navas, en el cual se comercializan repuestos automotrices de diferentes marcas.

Durante la verificación de los productos que se venden en el local, el propietario no presentó la documentación de varios repuestos nuevos y usados que justifiquen la procedencia legal de los mismos, por lo que fueron retenidos y trasladados a las bodegas de la Policía Judicial de Ibarra.  Entre las evidencias retenidas constan 6 cajas de dirección hidráulicas, 10 radiadores, 1 funda de diferencial, 1 un eje posterior, 1 base de caja y 2 amortiguadores, mismas que ahora están bajo cadena de custodia mientras se realizan los trámites legales pertinentes.

 

En otro caso similar.   Durante operativos de control efectuado por la Policía Judicial de Imbabura, se recuperaron un vehículo con chasis alterado y una motocicleta reportada como robada. El vehículo marca Suzuki Forza, color rojo de placas PJH-0561 fue encontrado durante el operativo Mega Impacto 4, que se realiza para recuperar, desarticular organizaciones delictivas dedicadas al robo de carros, motos, accesorios y autopartes. 

En este sentido, los efectivos policiales que investigan un presunto delito de estafa, localizaron el automotor en Otavalo, mismo que fue cuidadosamente revisado. Con apoyo de la Unidad de Criminalística, los agentes de la Policía Judicial realizaron la inspección física del vehículo, determinando que la serie de chasis ubicada sobre el amortiguador  se encuentra injertada, toda vez que se observa un cordón de suelda en su entorno.