11-04-2018 | 00:08

En Imbabura existen 45 casos de trata de personas

    trata
    Imbabura
    .- Delegados de diferentes entidades públicas y fundaciones se reunieron en Cotacachi, para participar en el diagnóstico del Plan de Acción contra la Trata de Personas. El evento fue presidido por Tomás Guayasamín, director de Prevención, Trata de personas y Tráfico ilegal de Migrantes del Ministerio del Interior. 

 Guayasamín señaló que las estadísticas sobre el delito de trata de personas estaban dispersas entre el Ministerio del Interior y las distintas entidades policiales. En septiembre del año pasado se creó la Dirección de Prevención, Trata de Personas y Tráfico ilegal de Migrantes, como una entidad que genere política pública en materia de trata de personas y tráfico ilícito de migrantes.

Las estadísticas. De 2010 a 2016 se han registrado 2 090 noticias del delito sobre trata de personas y tráfico ilícito de migrantes. Los casos de 2017 serán ingresados a un sistema creado para el efecto. Según los registros, la presencia de trata con fines de explotación sexual y laboral son las que priman en el país. Se ha identificado que el 95 % de las víctimas de explotación sexual son mujeres en edades de 15 a 25 años.


Y, de manera mayoritaria, el victimario es de género masculino 90%”. Con respecto a las víctimas de tráfico ilícito de migrantes se dividen en iguales proporciones. En Imbabura hay 45 casos registrados de trata de personas, lo que significa un 2,3% a nivel nacional. 50% hombres y 50% mujeres, principalmente niños y adolescentes en edades de 12 a 17 años. Las acciones se ejecutan en el país y provincia.


Entre tanto. Alberto Bonilla, representante de la Unión de Comunidades Campesinas de Cotacachi (UNORCAC), señaló que se ha realizado un arduo trabajo con las comunidades de Cotacachi, para prevenir el delito de trata de personas y tráfico ilícito de migrantes. Informó sobre el “Proyecto Camino Seguro”, que se ha aplicado en cuatro comunidades de la zona andina, desde el 2011. Esto, mediante la socialización y sensibilización a los habitantes de las comunidades por medio de cuentos, cartillas y cortometrajes. La propuesta es bien vista.