13-07-2018 | 00:30
(I)

Discriminación laboral: El temor hace callar a los empleados

Tres casos se conocen de manera oficial en la Dirección Regional de Trabajo. El temor de los empleadores es la limitante a la hora de denunciar.

Ibarra. El temor a perder el trabajo es el principal obstáculo para resistir la discriminación laboral. El término jurídico remplaza al mal llamado acoso laboral.

En Imbabura hay tres casos conocidos sobre esta problemática, pero extraoficialmente se conoce que hay más 10 casos que no se han denunciado por el temor a represalias.

Versión oficial. Jair Plazarte, director regional de trabajo y servicio público de Ibarra, asegura que no se debe tener temor a la hora de enfrentar estos casos. “Tienen que dejar los miedos y hacerlo oficial. Al momento tenemos tres casos al respecto”, explica el funcionario.

Situación compleja. La discriminación laboral es toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el jefe sobre el empleado. Demostrar que una persona es víctima de discriminación puede ser un proceso complejo si no se obtiene un asesoramiento adecuado. Ante esta situación, algunos abogados explican qué pasos se pueden llevar a cabo para probar estas acciones laborales.

Actualidad. Ayer EL NORTE conoció la historia de una funcionaria pública que está siendo humillada por su jefa. “Me ha quitado las funciones; no me saluda, cada mañana es una tortura volver a mi trabajo”, cuenta la funcionaria a la que literalmente le cesaron en sus funciones.