Un niño de once años fue violado por su compañero

Ratio:  / 4
MaloBueno 

violadoIBARRA. Dolor y sufrimiento son los sentimientos que está viviendo una familia, al enterarse que uno de sus integrantes que tiene 11 años fue violado por un compañero de aula.


Según un familiar de la víctima el hecho ocurrió el pasado viernes en la escuela donde cursa el séptimo año de educación básica.


El delito habría sido cometido en el baño de la institución ubicada en Ibarra, por un adolescente de 14 años quien es compañero de la víctima, luego de una clase de natación.


Los familiares solicitan a las autoridades tomar los correctivos necesarios ya que según dicen, el adolescente habría violentado a otros niños y niñas, pero sin llegar a la violación como ocurrió con el pequeño de 11 años que tras los exámenes médicos legales, se comprobó que sí existió la violación.


Al conocer este delito los allegados de la víctima presentaron la respectiva denuncia en la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, Dinapen y la Fiscalía.


AUTORIDADES


Las autoridades de la institución expresaron que brindaron todas las facilidades para que el caso se esclarezca y que no pueden hablar sobre el tema ya que se encuentra en proceso de investigación y que las autoridades serán quienes determinen la responsabilidad.


También dijeron que los maestros todo el tiempo están pendientes de los alumnos.


Los familiares manifestaron que esperan que los directivos del plantel hagan algo, ya que no sólo su pariente es afectado, pues existen más niños que habrían sido violentados, por lo que esperan poder recibir ayuda psicológica para poder salir delante de este difícil momento por el cuál están atravesando.
El niño afectado no desea ir a la escuela.

UN TRAUMA


La violación, a pesar de ser una experiencia muy traumática y con secuelas para la víctima, puede superarse con ayuda especializada.


Los datos son alarmantes: tres mujeres son violadas cada minuto en todo el mundo. Aunque los varones también han sido víctimas de este delito.


En efecto, la violación es una realidad dolorosa que no podemos negar. Además, las víctimas viven una experiencia muy traumática cuyas consecuencias pueden prolongarse en el tiempo y causar daños psicológicos (solamente el 20 % de las víctimas no muestra síntomas un año después de la agresión).


No obstante, esta difícil situación puede superarse con ayuda adecuada y especializada.