Agentes de tránsito fueron retenidos y aislados en Otavalo

Ratio:  / 4
MaloBueno 

actOTAVALO. Un operativo de rutina en Otavalo por parte de los Agentes Civiles de Tránsito, ACT, terminó con la retención de seis uniformados y del jefe de Movidelnor EP. 


Todo se originó cuando los ACT, Édison Quimbiulco y Alex Terán, detuvieron la unidad nueve, de la cooperativa de transporte Imbaburapak, que aparentemente no tenía la documentación en regla. Este bus cumplía con la ruta entre Otavalo y Agato.

Luego del procedimiento respectivo, la unidad quedó detenida y estaba siendo trasladada hasta los patios de la empresa en Ibarra, cuando los comuneros de Agualongo de Paredes, en la parroquia San Juan de Ilumán, lo impidieron.

Fabián Días, presidente de la jurisdicción fue claro en avisar que los funcionarios quedaban en libertad, tras la presencia de Luis Santillán, director de Movidelnor EP. de Otavalo. Hasta el cierre de esta edición (19:00), no se llegaba a ninguna solución.

La detención de los dos ACT, fue cómo medida de protesta, para lograr finiquitar todo el trámite que la empresa espera desde el 2014. El hecho ocurrió sobre las 12:00 en la calle Atahualpa cerca al terminal de Otavalo.
Con los dos uniformados retenidos, Héctor Paredes, quien es el jefe de Movidelnor EP en el tema de tránsito, llegó hasta la comunidad con cinco agentes más, para mediar el hecho, pero fue infructuoso.

El malestar de los moradores era evidente, por la presunta persecución a la empresa de transporte.

Ellos se sumaron a los dos agentes quienes fueron retenidos por decisión unánime de la comunidad que llenó toda la casa comunal.

MEDIDA DE PROTESTA

“Nunca imaginamos llegar a este punto. Ya son dos años que estamos en esto. Nuestro error ha sido mejorar el servicio para las comunidades”, dijo Miguel Mediavilla, dirigente de la empresa de transporte, quien aseguró que desde el Municipio de Otavalo, es donde se colocan las trabas.

Según Mediavilla, existe presión de parte de otras operadoras para boicotear el servicio de Imbaburapak.

“Los operativos solamente son contra nosotros. El Municipio sabe muy bien que no tenemos el permiso habilitante, pero ellos son los que no, nos entregan ese documento, pues tienen la competencia para dar el permiso intracantonal o servicio rural” explica Manuel Díaz, gerente de la empresa de transporte. 

Hasta ayer a las 19:00, en la terminal el ambiente era tenso, por la situación que se dio durante el día.

La preocupación en los familiares de los seis agentes que pedían su libertad, era evidente.

Sentir familiar

“Mi hijo está cumpliendo con una orden. Ese es el trabajo de ellos, no es nada ilegal, él solo cumple órdenes”, dijo la madre de uno de los agentes que no quiso identificarse.

La preocupación en su rostro era evidente, pues no sabían hasta cuando estarían en el lugar.

Imbaburapak Churimikanchik es una de las cuatro operadoras de transporte que prestan el servicio a nivel rural y urbano en el cantón.
En la actualidad, la empresa tiene una flota de 28 unidades para cumplir con el servicio intracantonal y de 36 para el servicio rural y urbano. En Otavalo, también trabajan en este servicio la empresa 8 septiembre para la zona urbana.

Mientras las cooperativas Los Lagos y Otavalo, hacen su ruta a nivel intercantonal e interprovincial.

Se espera que hoy se realice la reunión definitiva para solucionar el impasse entre los representantes de Movidelnor EP, los comuneros y directivos de la cooperativa de transporte.

El servicio del resto de unidades de Imbaburapak, se cumplió con la normalidad del caso en sus frecuencias.