Asesino fue indultado, pero está preso en su propio cuerpo

Ratio:  / 1
MaloBueno 

indultoIBARRA. Manuel Antonio Escobar Yépez, quien fue condenado a 12 años de reclusión mayor por el asesinato de su exconviviente, Valeria Méndez, recibió ayer el Indulto Presidencial.

El delito se registró en Ibarra, el 1 de marzo del 2014 cerca de las 16:30, cuando Escobar, quien era guardia de seguridad privada, entró hasta el local comercial donde trabajaba su expareja para solucionar sus conflictos familiares.
Escobar disparó dos veces a Valeria Méndez y luego se disparó en la cabeza.
Su expareja murió de inmediato y él fue ingresado a varias casas de salud pero era transferido por la gravedad de su estado; presentaba un trauma cráneo encefálico complejo.
Fue allí donde empezó una tortuosa rutina que en la actualidad incluye controles médicos con especialistas periódicamente y que lo ha dejado preso de su propio cuerpo ya que no puede valerse por sí mismo.
El 29 de abril de 2014 se dictó en su contra un auto llamamiento a juicio y se le concedió arresto domiciliario. El 12 de febrero de 2015 fue notificado con la sentencia de 12 años de reclusión mayor y el 23 de abril de 2016 fue trasladado de su domicilio hasta el Centro de Privación de Libertad para Personas Adultas en Conflicto con la Ley para cumplir la pena.
En el centro carcelario los reclusos se turnaban para colaborar con parte de su cuidado. La madre de Escobar visitaba a su hijo con frecuencia para encargarse de él. Las salidas a los controles con especialistas médicos se volvieron complicadas, tanto para tramitar el permiso de salida del centro, como para trasladarlo hasta las casa de salud.
Con estos antecedentes, la madre del indultado solicitó, con la asesoría del abogado Raúl Bolaños, que su hijo sea tomado en cuenta para acogerse al decreto presidencial publicado en el Registro Oficial el 29 de septiembre de 2014.
Raúl Bolaños, abogado defensor del indultado, informó que en la solicitud dirigida al Presidente se indicó que Manuel Escobar tiene una discapacidad del 71% y no puede hacer nada por sus propios medios.
Escobar sufre de convulsiones y debe estar con una persona que lo cuide a tiempo completo. Además debe asistir a sesiones de terapia física y de lenguaje.

PROCESOS
En julio de este año, Yuber N., persona privada de la libertad y asilado en el hospital San Vicente de Paúl de Ibarra, recibió la boleta de libertad, que fue entregada personalmente por la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Ledy Zúñiga Rocha. En este caso, el indultado padece de cáncer terminal.
El hombre, que fue sentenciado en enero a 3 años y 4 meses de prisión por el delito de robo, sufre de cáncer al pulmón en fase terminal. Ante esto, el jefe de Estado, Rafael Correa, mediante Decreto No. 1115, condonó la pena privativa de libertad y dispuso a la ministra Zúñiga su ejecución inmediata.
El primer indulto que el Presidente de la República concedió en octubre 2015 fue a un ciudadano extranjero que fue sentenciado a cinco años de reclusión mayor por transportar 40 galones de combustible.
Luego de leer una carta que le había llegado de la hija del reo pidiéndole el indulto, el Mandatario dijo que ratificó que solo se trataba de ese delito.