Tres personas se suicidaron en un mes en la parroquia de Alpachaca

Ratio:  / 1
MaloBueno 

alpachaca

Entre el 20 de junio y 02 de agosto del 2016, tres personas decidieron acabar con su vida. Los hechos ocurrieron en la parroquia Guayaquil de Alpachaca, una de las más populosas de la capital imbabureña.

 

LOS HECHOS
Los moradores de este populoso sector se sienten preocupados por los suicidios que han ocurrido en la parroquia. Una de las habitantes de Alpachaca mencionó que este tipo de hechos ya dan miedo porque se están volviendo frecuentes.
El primero de estos sucesos ocurrió el pasado 20 de junio, en el barrio Azaya Centro. Eran aproximadamente las 07:00, cuando una madre encontró a su hijo de 28 años de edad colgado de un árbol.
Aún no se conoce que motivó a David S. a tomar esa fatal decisión, ya que no dejó alguna carta o señal de por qué lo hizo.
El 18 de julio, la parroquia nuevamente se alarmó por un suceso igual, precisamente en Azaya Norte (a cuatro cuadras del primer hecho lamentable), cuando Ricardo C, de 24 años, utilizó un cable para acabar con su vida.
Tampoco se conoce el motivo por qué el joven de tomó esa fatal decisión ya que no hubo alguna carta.
15 días después, el pasado 02 agosto, cerca del Mirador de Alpachaca, al suroccidente de la parroquia, la tragedia volvió a sacudir el sector.
Esteban A., de 28 años, acabó con su existencia colgándose de una viga de su domicilio.
Pero se presume que antes, el ciudadano apagó la vida de su pequeño de cuatro años.
Familiares y vecinos se acercaron has la vivienda para constatar lo ocurrido y, al confirmarlo, simplemente no lo podían creer que una tragedia de esa magnitud ocurrió en el barrio.
REACCIÓN
Fuentes oficiales informaron que esto es más un conflicto de tema social, debido a que puede haber más de una causa para que una persona tome la decisión de terminar con su vida, entre ellos familiares o amorosos.
María José Álvarez, psicóloga clínica, mencionó que este tipo de casos pueden darse cuando una persona padece un trastorno personal. Una persona puede estar feliz, contenta o alegre un día y después de horas o días cae en depresión, es un síntoma de que esa persona puede atentar en contra de su vida.