Cargamento de cocaína que iba a EE.UU. fue decomisado en Bolivia

Ratio:  / 0
MaloBueno 

cocaLas más de siete toneladas de clorhidrato de cocaína halladas por la fuerza antinarcóticos de Bolivia en un cargamento de ulexita que era exportado hacia Honduras tenían como destino final a Estados Unidos, donde su valor es de 379 millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales.

 

La droga decomisada en grandes bolsas fue presentada hoy en la academia de policías por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien precisó que el peso total es de siete toneladas con 580 kilos.

"Este cargamento habría obtenido una licencia de exportación a través de Tambo Quemado para llegar, vía Pacífico, hacia Honduras, donde el valor de esta droga sería de más de 160 millones de dólares y su posterior envío a Estados Unidos", señaló Romero.

Por su parte, el comandante de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), Santiago Delgadillo, indicó que en Estados Unidos, el kilo de clorhidrato cuesta 50.000 dólares, por lo que la droga decomisada tendría un valor de unos 379 millones de dólares.

En un primer informe, la Fiscalía General del Estado precisó el sábado que la cocaína estaba escondida en medio de 22 toneladas de ulexita sin calcinar.

El cargamento fue intervenido en un camión que se encontraba en la localidad de Patacamaya, a 109 kilómetros de La Paz, cuando se dirigía a la localidad de Tambo Quemado, fronterizo con Chile, desde donde se pretendía hacer el embarque a ultramar.

La documentación encontrada en el vehículo permitió allanamientos en las ciudades de Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro) y la detención de tres personas de nacionalidad boliviana.

Las investigaciones de inteligencia para este decomiso comenzaron en septiembre pasado, según revelaron hoy las autoridades.

La Policía busca a los propietarios de la empresa que tenía la licencia para hacer la exportación del mineral.

Con este decomiso, en lo que va del año la fuerza antidroga ha confiscado más de 22,5 toneladas de cocaína, superando en solo siete meses las 20,6 toneladas decomisadas durante todo el 2015.

Bolivia, Colombia y Perú son los principales productores mundiales de hoja de coca y de su derivado ilegal, la cocaína.

En Bolivia la planta tiene usos tradicionales, medicinales e industriales y está protegida por la Constitución, pero un porcentaje de los cultivos es también desviado al narcotráfico para la producción de cocaína.