79 trasladados de la cárcel de Ibarra

10:40 1114 hits

79 trasladados de la cárcel de Ibarra

Ratio:  / 0
MaloBueno 

car79 personas privadas de su libertad, PPL, del Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, CRS, fueron trasladadas la noche del domingo a la cárcel de Latacunga. Los familiares de los reclusos manifestaron inconformidad por este hecho, ya que las cosas de sus familiares se han perdido.

En los últimos días en la cárcel han sucedido una serie de actividades que preocupan a los familiares de los PPL, hubo dos incendios el sábado y decenas de personas fueron al lugar para asegurarse que todo estaba bien. El fuego solo provocó daños materiales.
El domingo en la noche un operativo de la Policía Nacional llegó a la cárcel para sacar a un grupo de 79 PPL, con el fin de trasladarlos al CRS de Latacunga. Desde la mañana del domingo los familiares conocieron que habría traslados y estaban en las afueras de la cárcel.


Todo se confirmó cuando tres buses llegaron desde Quito y se ubicaron en las afueras del CRS. Las esposas, padres, hijos y hermanos pedían que se les avise si su ser querido iba a ser ubicado en otra prisión.
Un grupo de policías de diferentes unidades, entre ellas el Grupo de Operaciones Especiales, GOE, entraron para sacar a los detenidos, mientras los guías recorrían las celdas nombrando a las personas que iban a salir y les hicieron formar sin sus pertenencias en los patios.
Algunos internos se comunicaron con sus allegados y les dijeron lo que sucedía dentro de la cárcel, una de las hipótesis es que se tomó esta decisión por parte de las autoridades, ya que la celda General después de los incendios del fin de semana y los PPL se repartieron por las demás celdas y el espacio no era el suficiente para todos los internos.


Otros llamaron para tranquilizar a sus familiares y manifestarles que ellos no estaban entre los que se iban. Por seguridad se cercó con personal policial las calles que dan al CRS y los presentes no pudieron acceder a verificar quienes estaban en el cambio.
Cuando se fueron lograron ver a través de las ventanas a algunos de los PPL que eran enviados a Latacunga, las lágrimas empezaron a brotar en quienes se aseguraron de que su ser querido estaba en uno de los tres vehículos. Para tranquilizar los ánimos de los presentes efectivos policiales dieron lectura a los nombres de los trasladados.
La mañana de ayer desde las primeras horas del día los familiares de los reclusos estaban en las afueras del CRS, con el fin de obtener información y saber si su ser querido estaba en el lugar. Aproximadamente a las 10:00 los guías salieron a dar información, por los comentarios de los familiares uno de los guías dijo, “los que se quieren quedar aquí, tienen que portarse bien”.
Una lista fue pegada en una de las paredes, junto a la puerta de entrada, y todos los presentes presurosos se acercaron a ver, una mujer leyó en voz alta a todos los que estaban en el papel. Cuando escuchaban el nombre de su familiar tenían diferentes reacciones, unos lloraban, otros gritaban y algunos se enfurecían.


Después se inició la entrega de las cosas, ya que para irse debían dejar todas sus pertenencias. Una por una ingresaban las personas a coger las cosas del trasladado, pero algunas no encontraron nada. Presumen que otras personas sustrajeron todo lo que tenían.
Verónica E., esposa de uno de los PPL trasladados, dijo que este cambio es “injusto”, porque se llevan a personas que están a punto de quedar en libertad, “a mi esposo le quedan ocho días para que salga y le lleva a otra cárcel, estos es ilógico”.


Jonathan H., hermano de un trasladado, indicó que para él es importante que se tome en cuenta que “aquí en la ciudad era difícil visitarlos por el tiempo, ahora más difícil, ya que no hay dinero para gastar en tanto viaje”.
Todos coincidían en que tenían que avisarles para no perder todas las cosas que tenían en sus celdas, y que deben recordar que aunque hayan cometido errores son seres humanos.