Mujer agredida pide justicia

00:37 1004 hits

Mujer agredida pide justicia

Ratio:  / 1
MaloBueno 

29IBARRA. Una mujer de 23 años puso una denuncia en la fiscalía por una presunta agresión que recibió por parte de quien era su novio. La audiencia de formulación de cargos fue ayer y durante 90 días se realizará la investigación del caso por las pruebas presentadas.

Priscila J., estudiante de cosmetología, indicó que empezó una relación sentimental con G.B. hace un año y que después de los primeros cinco meses de noviazgo este cambió de actitud y la golpeó.
Después de haberse conocido en un bar de la Ciudad Blanca, los dos jóvenes decidieron ser pareja. R.B. enamoró a la mujer con detalles y al principio de esta etapa se mostró caballeroso y gentil. “El mayor problema es que era celoso, no le gustaba que me ponga vestido o que salude con mis amigos, menos que me escriba con ellos”.
Según la afectada la primera ocasión que la agredió fue después de una reunión entre amigos en una hacienda, al regreso le propinó golpes en el interior del vehículo. La joven intentó escapar, pero él la alcanzó e hizo que ingrese al automóvil.
Después de esta ocasión el joven le pidió perdón y la mujer aceptó sus disculpas, pero no cambió. “Manipuló mi psicología y no podía alejarme de él”.
Un día se vieron en Yacucalle y como había tomado algunas cervezas Priscila J. decidió retirarse del lugar, el hombre la persiguió y afuera del l,ocal en el que se encontraban le propinó un “manotazo en la cara”.
Un grupo de jóvenes que estaban en la calle salieron en defensa de la muchacha y forcejearon con el supuesto agresor, La mujer subió a su vehículo y por los gritos del hombre pidiendo su mochila, decidió ir a su casa para lanzarla por la pared y que él no la vuelva a buscar.
Cuando intentaba lanzar el maletín se cayeron algunas cosas, mientras las recogía sintió que la golpearon en la espalda y continuaron pateándola en el suelo, “Yo pedía auxilio y nadie salía”, la mujer dijo que tenía miedo y estaba desesperada.
Después de unos minutos la madre del joven salió de la casa, “la señora me dijo que no se me vaya a ocurrir denunciar a su hijo y él me gritaba palabras despectivas”, la señora junto a otra de sus hijas le lavaron la cara y le quitaron la blusa que estaba puesta. “Estaba sangrando, después me dejaron ir y no sé cómo llegué hasta Atuntaqui a la casas donde vivo con mi padre”. Fue atendida en una casa de salud.
Pusieron la denuncia el siete de marzo, un día después de la supuesta agresión, y ayer se realizó la audiencia de formulación de cargos. Un grupo de amigos de Priscila J. estaban en las afueras del juzgado con carteles de apoyo a la mujer y rechazo al machismo. Diario El Norte intentó recoger la versión de la parte acusada, pero el hombre no se presentó a la audiencia y su abogado manifestó que no podía dar declaraciones.