Sorprendidos en una “caída”

13:47 1608 hits

Sorprendidos en una “caída”

Ratio:  / 7
MaloBueno 

caidaOTAVALO. La Dirección Nacional de la Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, Dinapen de Otavalo, rescató a 30 adolescentes que participaban de una fiesta clandestina denominada “caída”, que se realizó en una vivienda ubicada en Quinchuquí.

 

 

OPERATIVO DE CONTROL
Miembros de la Policía y el comisario Miguel Seraquive, el viernes pasadas las 17:00, llegaron hasta esta comunidad perteneciente a la parroquia Miguel Egas Cabezas, de Otavalo,  donde detectaron a unas 200 personas, entre las que estaban menores de edad. Al mirar la presencia de los miembros de Dinapen y el GOM, trataron de huir, varios lo lograron. 30 adolescentes que en su mayoría vestían el uniforme de varias instituciones de Otavalo, fueron recuperados y 18 adultos fueron arrestados.  
La invitación a estas reuniones se lo hace a través de redes sociales. Durante el operativo que realizó el personal de la Comisaría Nacional de Policía y la Dinapen, encontraron a los adolescentes bailando y consumiendo bebidas alcohólicas.Tras inspeccionar el local se detectó botellas vacías y con licor. El ingreso al lugar fue de 50 centavos.

FIESTA PELIGROSA
Las caídas se han convertido en una tendencia juvenil que pone en riesgo la integridad de los menores. Este tipo de fiestas son un gancho para inducir a los  chicos al consumo de bebidas alcohólicas y drogas. También son espacios donde actúan personas que se dedican a la trata de personas, que consiste en captar adolescentes mujeres para iniciarlas en la prostitución.
Durante la entrega previa la firma de un acta, se compromete a los padres a cumplir su rol; poniendo reglas y orden en el hogar.
Los operativos de control continuarán a fin de evitar que los adolescentes sean víctimas de abusos e inducidos al consumo de licor y drogas.