287 robos en tres meses

17:29 916 hits

287 robos en tres meses

Ratio:  / 0
MaloBueno 

robosSUCESOS.- Ayer en el sector de Yacucalle, la Policía detuvo a un ciudadano de 18 años acusado de haber robado un celular de gama alta a un joven de 15 años.


En la intersección de la calle Tobías Mena y Calixto Miranda, Wilson R. pidió ayuda a un patrullero para recuperar su celular marca Samsung que le había sido robado en el sector del parque La Familia (Yacucalle).
Los uniformados recorrieron los alrededores del sector y dieron con el paradero del supuesto delincuente.
Jhon S., de nacionalidad extranjera, tenía en el bolsillo derecho de su pantalón el Smartphone con las características similares al que había sido sustraído al menor de edad horas antes.
El adolescente reconoció su aparato tecnológico y los uniformados detuvieron a Jhon S. y lo trasladaron al Hospital San Vicente de Paúl para realizarle el chequeo médico de ley.
Posteriormente el supuesto delincuente fue trasladado hasta el Centro de Detención Provisional de Ibarra.
El robo fue el delito más denunciado en el primer trimestre del 2015, con 367 procesos.
En enero, febrero y marzo de este año, existe un registro de 287 denuncias por este mismo delito.
En este mismo lapso se han registrado 208 denuncias por hurto.

 

ROBO Y HURTO
El robo está entre los primeros delitos sancionados en Ecuador por el nuevo Código Penal.
Los procesos vigentes antes de la incorporación del nuevo Código Penal seguirán sustanciándose con el procedimiento anterior y los que iniciaron el pasado 10 de agosto ya se tratarán con el COIP.
La revista judicial, derechoecuador.com, informa acerca de la diferencia entre robo y hurto.
“Estos dos tipos penales son un excelente ejemplo de cómo, en ciertas ocasiones, algunos delitos se tipifican de acuerdo con unos viejos estereotipos –ajenos al Derecho– que reflejan otras motivaciones (morales, éticas, religiosas, sociales o políticas) propias de otros tiempos; en lugar de ceñirse a estrictas razones jurídicas, criminológicas o de política criminal. Sólo así se explica que persista la sustantividad del robo con respecto al hurto cuando, en ambos casos, el bien protegido es el patrimonio de la víctima”, reza la publicación.
La palabra hurto procede del latín furtum y significa acción de hurtar. El Diccionario de la RAE también nos da su propia acepción jurídica como el delito consistente en tomar con ánimo de lucro cosas muebles ajenas contra la voluntad de su dueño, sin que concurran las circunstancias que caracterizan el delito de robo.
En cuanto a este segundo delito, el robo –la acción y efecto de robar– RAE también lo define, jurídicamente, como el delito que se comete apoderándose con ánimo de lucro de una cosa mueble ajena, empleándose violencia o intimidación sobre las personas, o fuerza en las cosas.