En Ibarra rezan por víctima de atentado en Bruselas

05:23 1698 hits

En Ibarra rezan por víctima de atentado en Bruselas

Ratio:  / 0
MaloBueno 

jimmyIBARRA. “Respondan, por qué no  me contestan” es el mensaje de Whatsapp que Jimmy Ernesto Montenegro envió a su hermana Aracely a las 03:00 de la madrugada (hora de Ecuador) el martes 22 de marzo. En Bruselas, donde vive Jimmy, eran las 09:00.


Tan solo 11 minutos después del mensaje, Jimmy Ernesto se convertía en uno de los heridos del atentado terrorista en el metro en el que se embarcó para dirigirse a su trabajo.
Una hora antes del atentado en el metro, dos explosiones acabaron con la vida de 14 personas  en el aeropuerto de Bruselas.
Jessica Montenegro piensa que el mensaje de su hermano era para decir a su familia que él se encontraba bien, en vista de los atentados ocurridos en el aeropuerto.
“Tal vez quería comunicarnos que no hay ningún inconveniente, tal vez para alertarnos que no estuviéramos preocupados, pero lastimosamente luego sucedió la desgracia”.
Después de leer el mensaje, la familia empezó a preocuparse porque recordaron que esa es la hora en la que Jimmy toma el metro casi todos los días.
Antes de las 07:00 (de Ecuador) desde Ibarra la familia marcaba al celular de Jimmy sin obtener respuesta.
Por la hija de Jimmy se enteraron de que él se encontraba hospitalizado.
La desesperación se apoderó de las hermanas y los padres del ecuatoriano, cuando se enteraron que su estado es delicado.
Jessica y su familia mantienen contacto con la esposa de Jimmy para conocer la situación en la que se encuentra. Un pedazo de metal atravesó la parte derecha del cerebro de Jimmy lo que provocó que no pueda respirar normalmente.
Jessica reportó el caso de su hermano a la Embajada de Ecuador en Bélgica, así como a la Cancillería para contar con apoyo para viajar a Bruselas y acompañar a su hermano en estos momentos difíciles.  Están a la espera de la respuesta.
Jimmy estaba feliz, así lo demostró a su familia cuando se contactó telefónicamente el domingo 20 de marzo.
Estaba contento porque ya tenía los tickets de vuelo para viajar a Ecuador el martes 28 de junio y visitar a su familia en Ibarra.
“Siempre pedía la bendición como siete veces. Nos llamaba todo el tiempo, estábamos lejos por la distancia, pero por la tecnología estábamos muy cerca...”, menciona Jessica.
El Divino Niño es la imagen que Jimmy eligió para su perfil de Facebook. Es muy devoto, tanto que inclusive Jessica recuerda que su hermano usa varios escapularios en su cuello con la imagen religiosa.
Jimmy es el único hijo varón. Tiene cuatro hermanas.
Entre sus planes, luego de culminar el colegio, estaba ser  policía, pero no tuvo la oportunidad.
Decidió emigrar a Bélgica hace 18 años. Jimmy nació en Tulcán. Desde hace más de tres décadas, con su familia se radicó en Ibarra. Su casa está ubicada en Azaya. 
El domingo 13 de marzo cumplió 39 años y, como de costumbre se conectó a través de Skype con su familia. Y le cantaron el “Cumpleaños Feliz”...
Jessica se aguanta las ganas de llorar, pero sus ojos están colmados de lágrimas al hablar de su hermano.
Está con los ojos hinchados, así como lo están los de sus padres Jaime Montenegro y Yolanda Rosero.
Yolanda no puede aguantar y, en medio de las lágrimas, afirma que lo que le sucede es una pena que no tiene comparación.
Una pena que solo una madre que pasa por una desgracia como esta puede demostrar.
Un dolor indescriptible para quienes la observamos, un dolor que atraviesa el alma y que también se convierte en angustia al saber que su hijo se encuentra en una situación grave. Y las lágrimas siguen recorriendo las mejillas de Yolanda, al recordar a su hijo.
“Todos los días nos llamaba. Su madre, su familia era su bendición... me siento destrozada, acabada de la pena”.
Entre sollozos, Yolanda relata que el día de los atentados, Elizabeth, esposa de Jimmy, lo dejó en el metro. Él no quiso que su esposa lo llevara en el vehículo al trabajo, prefirió el metro para evitar el tráfico y no llegar retrasado.
“Aceptaremos el designio del Señor, yo quiero que Diosito cure a mijito, en las manos de Él está todo”.
Jimmy visitó a su familia en Ecuador hace cuatro años.
Su madre reza por él y por las familias de las víctimas de los atentados que ocasionaron la muerte de 35 personas y dejaron cerca de 300 heridos.
“Le pido también por la paz en el mundo, no solo por nosotros...”.
Yolanda estuvo en Bélgica durante un mes acompañando a su hijo.
No recuerda en qué año viajó, pero lo que no olvida es que en Bélgica existen buenas personas.
“Solo dependemos de Dios”, es la frase que repite Jessica. Prefiere pensar de manera positiva.
Jaime y Yolanda esperan abrazar a su hijo nuevamente y darle la bendición más de una vez, como lo hacían todos los días...