Dos huérfanas reclaman por justicia

19:15 767 hits

Dos huérfanas reclaman por justicia

Ratio:  / 1
MaloBueno 

p29IBARRA. Verónica y Gabriela, quedaron huérfanas hace 10 años, cuando su madre Zoilia Ulcuago fue asesinada a golpes. Este hecho ocurrió en Buenos Aires de Urcuquí.   

 La audiencia de juzgamiento que se instalará mañana jueves 25 de marzo a las 09:00 en la Unidad Penal, fue posible gracias a la captura de William C., presunto responsable de este hecho de sangre.
Agentes de la brigada de capturadores de la Policía Judicial, el martes 21 de enero de 2016 en la Mitad del Mundo en la provincia de Pichincha, procedieron a la detención del octavo más buscado de Imbabura, William  C., acusado de ser el presunto asesino de una mujer en 2005 en la parroquia de Buenos Aires del cantón Urcuquí.
El arresto se realizó en coordinación y enlace con agentes del bloque de búsqueda de la Dirección Nacional de la Policía Judicial. Los agentes que trabajan en esta unidad están encaminados   a trabajar en estos proyectos que tiene el Ministerio del Interior, dijo.
Willian C., fue detenido a las 17:30 en el sector de la Mitad del Mundo.  
El teniente coronel Richard Martínez, jefe de la Policía Judicial de Imbabura,  mencionó que William C., quien era el octavo en la lista de los más buscados fue detenido.
Explicó que la captura  fue posible luego de efectuar la búsqueda para lo cual se utilizaron métodos y técnicas de investigación.

 

ANTECEDENTES
El asesinato de Zoila Ulcuango conmocionó a los habitantes de Buenos Aires, una parroquia del cantón Urcuquí. La joven madre tenía 23 años cuando la noche del domingo 18 de septiembre, el padre de una de sus hijas, por mencionar que le instauró el juicio de alimentos, éste la golpeó hasta matarla y luego arrojó el cuerpo a una quebrada.  Dos semanas más tarde en  octubre, el cadáver fue encontrado en una quebrada cerca del cementerio de la parroquia en estado de descomposición. Tras este hecho de sangre dos niñas quedaron huérfanas; ellas están a cargo de sus abuelos.

JUSTICIA
Segundo Ulcuango, el padre de la víctima, agradeció a las autoridades por haber tomado en cuenta el caso de su hija para que el presunto asesino haya sido incluido en la lista de los más buscados de Imbabura y haya sido detenido.
Dijo que han transcurrido diez años de la muerte de su hija Zoila y ahora espera que los jueces le apliquen la pena correspondiente.
Mencionó que desde que ocurrió la muerte de su hija se hizo cargo de sus nietas Verónica de 14 años y Gabriela de 12 años.
La vida no ha sido fácil en estos años, dijo.