Sus vidas en las manos del destino

19:24 423 hits

Sus vidas en las manos del destino

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p23IBARRA. Para los miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) el peligro forma parte de su labor diaria. Las vidas de este valeroso equipo élite se encuentra en las manos del destino. Diario EL NORTE entrevistó a dos elementos de este aguerrido equipo y nos conversó de sus vivencias.

Para ser parte del GOE la preparación es muy estricta. Más que el esfuerzo físico es la disciplina mental que se pone en los entrenamientos. Realizan un curso de 6 a 9 meses en los que se aprenden técnicas de operaciones operativas en el ámbito urbano, rescate acuático, rescate de montaña, paracaidismo y el adiestramiento de perros de trabajo para la búsqueda de personas.

RELATOS DE VIDA El cabo primero Jean Pierre Moreno es oriundo de Quito pero radica hace un año en Imbabura. Él forma parte de esta institución por 11 años. Su amor por esta profesión se debe a querer un cambio social y la adrenalina que es parte de su vida. Jean Pierre relata una de sus experiencias que le marcó en su vida. “Estuve al borde de perder mi vida hace cinco años atrás. Participé en el rescate de tres personas extraviadas en el nevado del Antisana. Fuimos con mis compañeros y dos canes. Las condiciones de la naturaleza son muy impredecibles, por lo que la neblina y la lluvia, nos obligó a separarnos. Estuve perdido por 52 horas en el nevado totalmente solo. Tuve que realizar técnicas de supervivencia. Para estar caliente me tocó utilizar la paja para colocar dentro de mi pantalón. Además como líquidos tuve que beber de mi propia orina. Las noches se me hacían largas. Las horas, los minutos eran una eternidad. Recé como cien veces por salir con vida. Cuando pude conectar la señal del celular me pudieron encontrar al tercer día. Una experiencia que nunca olvidaré”.

Su amigo y compañero, el cabo primero William Samaniego, lleva en la unidad 10 años. Él es oriundo de Bolívar, del cantón Chillanes. William se involucró en las filas del GOE por el ejemplo de su hermano mayor que también sirvió en las filas de la Policía Nacional. Entre sus experiencias de vida relata: “Lo que más me ha impactado en mi profesión ha sido el haber estado en el 30 S. Son momentos difíciles que nos forman el carácter. Es un pasado que no se debe volver a dar. En esos momentos uno siempre piensa en sus seres queridos”, dice el elemento del GOE que hace un llamado a los que deseen ser parte de la institución que lo hagan con convicción.