Policía atendió 993 llamadas de auxilio

05:00 548 hits

Policía atendió 993 llamadas de auxilio

Ratio:  / 1
MaloBueno 

llamadasIBARRA. Cerca de mil llamadas de emergencia fueron atendidas por efectivos de la Policía Nacional durante los cuatro días del feriado de Carnaval.

Los uniformados fueron distribuidos en los 338 eventos artísticos y culturales que se desarrollaron en los tres distritos que conforman esta jurisdicción. Santiago Rosero, jefe a cargo de la Subzona Imbabura número 10, explicó que en los días de feriado, todo el contingente policial disponible estuvo operando para brindar seguridad. En las Unidades de Policía Comunitaria, UPC, los efectivos mantuvieron su rutina de trabajo y no fueron removidos de su área de servicio, con el fin de atender los llamados de auxilio de su zona de responsabilidad. Los programas de botón de seguridad, encargo de domicilio y más estuvieron activados. En cuanto al resto del personal policial, el oficial aseguró que los ubicaron en puntos específicos para controlar la seguridad, sobre todo en espectáculos que llegaron a recibir a más de 5 mil turistas. Las carreteras también estuvieron en manos de los policías, quienes se encargaron de regular documentos, estado de vehículos, entre otras situaciones en distintos puntos de los tramos de ingreso y salida norte y sur de la provincia.

Un total de 66 personas fueron privadas de su libertad por diferentes causas, 19 automotores fueron retenidos y cinco accidentes de tránsito re registraron. Como saldo de estos percances viales, dos personas perdieron la vida, ambos cuando se movilizaban a bordo de motocicletas que impactaron contra automotores. En ambos casos, los pilotos no llevaban el casco de protección, lo que les ocasionó la muerte.

CONTROL

Entre oficiales, suboficiales, clases y policías sumaron un contingente de más de 400 servidores que lograron que en este feriado no se registren incidentes lamentables, como ha sucedido en años anteriores. “El Comando de Policía estuvo trabajando al 100% para garantizar la seguridad y el bienestar ciudadano”, mencionó Rosero. La ingesta de alcohol fue otra de las observaciones que el uniformado realizó al destacar el excesivo abuso de consumo de licor en algunas personas, así como el uso de alucinógenos. En Otavalo ocho personas fueron encontradas portando sustancias ilícitas en un concierto.