Un accidente que desmembró familias

00:00 1451 hits

Un accidente que desmembró familias

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-21En el feriado de Carnaval de 2012, Sandra de La Torre viajaba a Lita. El bus en el que se movilizaba en Cuajara, se accidentó y ocasionó la muerte de 29 pasajeros, entre las víctimas estaban su madre Lucila Males, sus tíos Ernesto Males y Gloria Ushiña.


“Fue muy doloroso perder a mi madre y tíos. Prácticamente me recuperé el año pasado, con terapias y la ayuda de un psicólogo. Recuerdo que el día de la tragedia el bus iba muy rápido. Yo iba dormida y me desperté cinco segundos antes del accidente. El vehículo se volcó. Luego chocó contra un muro y cayó a una zanja. Todos gritaban. Perdí el conocimiento y desperté en completa oscuridad. Estaba aplastada por los asientos y los cadáveres. No me podía mover. Me desmayé y desperté en una ambulancia. Luego me trasladaron en un helicóptero de Ibarra a Quito. Tenía una lesión en la cadera y en la pelvis. También una fractura en la cavidad del ojo. Pasé dos meses en cama. Recibí 2 mil 500 del SOAT. Pero mi tratamiento costó 10 000”. Dice que nunca recibió alguna indemnización de parte de la cooperativa que causó el accidente.
Cuenta que ese día que fue domingo, un grupo de 16 compañeros testigos de Jehová, se dirigían a la parroquia de Lita -en el noroccidente de Ibarra- a predicar la educación bíblica.
Comenta que su vida cambió de forma radical prácticamente se quedó sola ya que vivía con su madre y sus tíos que eran como sus segundos padres también murieron. Comenta que su fortaleza fue y es Jehová y el reencuentro que tendrá con sus familiares con la resurrección.  
Sandra de La Torre, de 39 años, afirma que ahora que logró superar el trauma siente que se curó. Ahora vive con su abuelo  Segundo Males, de 90 años.
ACCIDENTE
El 19 de febrero de 2012, el bus de la Cooperativa Espejo se salió de la carretera y cayó a un barranco de aproximadamente de 10 metros, tras chocar contra la peña posiblemente por exceso de velocidad y la negligencia del conductor. El accidente ocurrió a las 06:40, a la altura de la comunidad de Cuajara, ubicada a 40 kilómetros al noroccidente de Ibarra. Al sitio de la tragedia llegaron moradores de la zona y efectivos de cinco unidades de Bomberos de Ibarra para ayudar en las tareas de rescate. Los heridos fueron trasladados al hospital San Vicente de Paúl, en Ibarra. De acuerdo a información oficial,  el accidente dejó 29 personas muertas, entre estos 3 niños, y 27 heridos, luego que el bus en el que se trasladaban, de la cooperativa de transporte Espejo, placas CAS-314, se volcó y cayó a una zanja.
Este fue el peor accidente de tránsito ocurrido en Ecuador en 2012 y en la provincia de Imbabura.

 

OTRAS TRAGEDIAS
Según las estadísticas de Covial, una ONG que trabaja en temas de educación y seguridad vial; el año que ocurrió esta tragedia señaló que este accidente fue el tercer accidente de tránsito que ha dejado mayor cantidad de muertos.
En el año 2006 en la vía Pifo-Papallacta perecieron 47 personas y cinco quedaron heridas.  En la carretera El Carmen-Flavio Alfaro, en Manabí fallecieron 39 pasajeros y 44 quedaron lesionados.