Esperan llegada de cadáver de familiar

00:00 2056 hits

Esperan llegada de cadáver de familiar

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-21María Rosa Elena Yamberla, no puede contener el llanto, al nombrar a su hijo Nelson Tituaña, quien murió en Brasil el 9 de diciembre de 2015 y espera la repatriación de su cadáver que todavía no ha sido posible.  

 
En la comunidad de Pucará Bajo perteneciente a la parroquia de San Roque del cantón Antonio Ante, María Yamberla, de 63 años, vive de la crianza de cuyes y del cultivo de una pequeña parcela que está a un costado de la casa construida de adobes, madera  y teja.
 Nelson, su quinto y último hijo, quien hace cuatro años para encontrar mejoras económicas y laborales,  decidió ir a Brasil, era quien estaba pendiente y apoyaba económicamente a su madre.
Esta mujer, que vive sola en esta casa típica del lugar, sentada en el corredor, con unas fotografías en sus manos, recuerda que la última vez que vio y abrazó a su hijo fue en febrero de 2015, cuando volvió de su viaje.
En abril de 2015, regresó a Porto Alegre, ciudad donde residía. Allí vendía manillas, collares,  artesanías típicas de nuestro país; en compañía de dos amigos también ecuatorianos, en los parques y plazas interpretaba música andina, que lo hacía muy bien; tocaba varios instrumentos.
María Yamberla, habita en un solo cuarto. En la misma pieza está el dormitorio y la cocina, que no tiene comodidades, solo lo elemental, una vieja cama y la cocina y algunos muebles, en las paredes estan pegados imágenes de Santos y Virgenes. En esta pieza, desde el 9 de diciembre de 2015, en un improvisado altar, todas las noches enciende una vela delante de unas fotos de Nelson, coloca comida y comparte con su hijo los alimentos. Este es un ritual del pueblo indígena para sus muertos. La familia vive la angustia de aún no tener el cadáver de su allegado. Los trámites llevan más de un mes y no ha sido posible la repatriación del compatriota quien deja a tres hijos menores de edad huérfanos de padre y desprotegida a su madre, quien espera sepultar a su hijo  Nelson Tituaña, quien murió lejos de su tierra.

 

APOYO Y GASTOS
Desde la coordinación zonal de la Cancillería, se dio a conocer que los trámites para la repatriación del cadáver de Nelson Humberto Tituaña, oriundo de la comunidad de Pucara Bajo, quien murió el 9 de diciembre está aprobado.
La demora obedece a que el suceso ocurrió en la época de fin de año. En esta fecha las instituciones públicas cumplen el cierre de presupuestos y se reanuda en enero.
La calificación para la repatriación del fallecido demoró tan solo tres días. Acotaron que son situaciones en las que deben esperar trámites y coordinaciones con otras instituciones.  
El gasto que el Estado ecuatoriano asume para repatriar un cadáver oscila entre ocho y diez mil dólares.
El  personal de la Cancillería entrega el cadáver en el lugar de residencia. Destacaron el trabajo que en este caso de forma personal está realizando la Embajada en Brasilia con la finalidad de agilitar los trámites y poder entregar el cadáver de Nelson Humberto Tituaña Yamberla a sus familiares y lo sepulten en su tierra como es el anhelo de sus allegados.