Seis meses y el crimen no se esclarece

05:24 792 hits

Seis meses y el crimen no se esclarece

Ratio:  / 0
MaloBueno 

p23Hematomas y golpes registraba el cadáver de Marco Amaguaña, lo que revelaba en el mes de julio del año pasado que el ciudadano fue agredido físicamente antes de ser asesinado en el sector La Culebrilla en la comunidad de La Magdalena, perteneciente a la parroquia de Angochagua. El hecho pese a las investigaciones no ha sido esclarecido.

En aquel entonces y uego del levantamiento realizado, el cadáver fue ingresado en la morgue del hospital San Vicente de Paúl de Ibarra, donde fue valorado y examinado por los efectivos élite de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED.

Dentro de las investigaciones preliminares se determinó que el ciudadano reflejaba signos de agresiones físicas. “Aparentemente el señor fue golpeado por quienes le quitaron la vida, las razones por las que actuaron de esa manera es lo que tenemos que averiguar, además, de determinar exactamente la identidad de los involucrados, porque estamos seguros de que más de una persona está relacionada con este grave delito”, argumentó en ese entonces un efectivo policial.

TRASLADO.

Algunas hipótesis se manejaron en torno al extraño deceso de este hombre. Los restos del infortunado fueron enviados al Centro de Investigación Forense de Esmeraldas, en donde se le efectuarán exámenes toxicológicos, entre otros, que den los lineamientos necesarios para determinar que fue exactamente lo que le sucedió aquella madrugada. “Lo que es bastante cierto es que la herida que tiene en el cuello es hecha con dolo, es decir con saña, lo que para nosotros queda claro es que quien le propinó el corte, lo hizo con la específica intencionalidad de quitarle la vida”, indicó el oficial. Marco Amaguaña Matango, aún después de muerto, sobre él pesaba la sospecha de ser el autor de la muerte de una mujer en la misma localidad, quien fue asfixiada.