Muertes entre 2014 y 2015 que siguen sin un responsable

Ratio:  / 1
MaloBueno 

delitosDurante el 2014 y el 2015 ocurrieron hechos violentos que marcaron la mente de la colectividad. Se trata de acontecimientos de sangre que causaron conmoción social.

ANTECEDENTES
La muerte de una mujer, cuyo cuerpo apareció bajo el puente de Mataquí en Pimampiro, aún no se ha esclarecido. Pese a la existencia de un presunto responsable, hasta el momento no se ha logrado su captura. La ciudadana estaba en estado de gestación y fue degollada.
Como ella, un hombre de la tercera edad fue maniatado y ahorcado en Cotacachi, pero ninguna persona fue procesada por este acto que terminó con su vida.
María José Medina también fue asesinada. La joven universitaria fue encontrada muerta en un domicilio situado en el sector de Pilanquí. Su expareja sentimental fue quien supuestamente la mató asfixiándola.
Un e-mail fue dejado por el presunto criminal en donde decía haberse arrepentido de lo sucedido. Este hecho se consagró como el primer femicidio cometido en Imbabura, luego de la aprobación del COIP, en agosto de 2014.
En 2015 consta la muerte de un hombre en la comunidad de la Magdalena quien fue acusado de matar a una joven y al día siguiente el apareció degollado. Él o los responsables de este deceso siguen libres.
María Hernández fue encontrada sin vida en la vía que conduce a Tanguarín. La ciudadana recibió 19 puñaladas y sus restos fueron arrojados a un costado del tramo, cercano a la escuela donde laboraba. Quien o quienes ocasionaron su violenta muerte no han sido capturados.
Otra mujer fue asesinada, la ciudadana fue encontrada en el sector de el Olivo. Ella estaba degollada y sus restos aparecieron en el sector, tras haber sido reportada como desaparecida días antes.
Edison Garrido, exprofesor, fue hallado muerto con cinco puñaladas. El hombre estaba sobre el piso de la cocina de su casa. Su hija fue quien lo encontró.