Le ratificaron los 25 años de cárcel a exaduanero

00:00 966 hits

Le ratificaron los 25 años de cárcel a exaduanero

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-21La sentencia más alta otorgada a inicios de este año fue para D.A.V., exaduanero acusado del delito de violación con resultado de muerte. La pena de 25 años de reclusión mayor fue apelada ante la Sala de lo Multicompetente de la Corte Provincial de Justicia.  


Los magistrados que conocieron el caso lo analizaron y determinaron que sí hubo responsabilidad del implicado en el delito, por lo que, la condena fue ratificada y el acusado deberá cumplir los años de cárcel que le fueron otorgados por la primera instancia, que fue el Tribunal Único de Garantías Penales de Imbabura en febrero de este año.
Este caso causó conmoción social. El hecho se registró el 27 de febrero de 2014 cuando el cuerpo sin vida de una adolescente fue encontrado en la habitación 137 de un motel de paso de Ibarra.
Se trataba de Lucely Pérez, una muchacha de 17 años de edad que fue hallada por sus padres al día siguiente del acontecimiento, en la morgue del hospital San Vicente de Paúl.
A  partir de entonces iniciaron las investigaciones. Personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED de Imbabura, tomó el caso.
Cabe destacar que este fue uno de los primeros sucesos que esta dependencia élite de la Policía Nacional adquirió en esta provincia, una vez que se instauró.
En cuestión de días, D.A.V fue capturado en la frontera con Colombia en el destacamento de Vigilancia Aduanera de Tulcán.
El hombre recibió 90 días de prisión preventiva. Durante este periodo de tiempo se desarrollaron diligencias como, toma de muestras de ADN a las que el entonces sospechoso se negó en primera instancia.  Reconocimiento del lugar de los hechos, toma de versiones, entre otras actividades judiciales.  

 

DETALLES DEL CASO
El examen médico legista de la autopsia reveló que la menor de edad tenía muestras de haber sido brutalmente agredida sexualmente.
Aunque su muerte fue determinada como accidental, porque falleció a causa de un atragantamiento por el alto grado de alcohol que tenía en su organismo, el abuso que se evidenció en su cuerpo hizo que se sospeche sobre el cometimiento de un ilícito de tipo sexual en contra de la víctima.
Finalmente y a casi un año de cumplirse la prisión preventiva del ciudadano, se llevó a efecto la audiencia de juzgamiento en la que el fiscal a cargo del caso expuso los detalles de la acusación y a su vez la defensa manifestó su hipótesis sobre lo ocurrido.
Por casi tres días se desarrolló la diligencia hasta que el resultado culminó en la culpabilidad de D.A.V.  como autor del delito tipificado y sancionado en el artículo 514 de Código Penal anterior, cuya pena máxima es de 25 años de cárcel.
CONMOCIÓN
Familiares y conocidos tanto de la víctima como del acusado se dieron cita en cada una de las audiencias que se desarrollaron en este proceso penal.
Por un lado exigían que la justicia brille y por el otro se pedía que el responsable sea condenado. Enfrentamientos verbales se evidenciaron entre las partes en los exteriores de la Unidad Judicial Penal de Imbabura, en aquel entonces.
El cuerpo de la joven estudiante fue sepultado en su lugar de origen en Mira, provincia del Carchi. Mientras que su agresor se encuentra purgando la condena más alta establecida en esta provincia por este delito, en el centro penitenciario de Ibarra.