Quedó viuda y embarazada

04:32 1034 hits

Quedó viuda y embarazada

Ratio:  / 0
MaloBueno 

embarazadaLa  incertidumbre y desconsuelo se reflejaba en el rostro de Rocío Q., al recordar el asesinato de su esposo y luego el nacimiento de su hijo quien estuvo a punto de morir cuando se le complicó el parto y su bebé nació con  discapacidad.    


Hace siete años, Orlando Q., quien se desempeñaba como taxista, en la ciudad de Cayambe fue contratado por dos chicos para que los realice una carrera.
En el trayecto lo golpearon y finalmente lo acuchillaron en todo el cuerpo por repetidas ocasiones.
El taxi y la víctima fueron abandonados en las inmediaciones del colegio Nelson Torres. Orlando aún tenía signos vitales cuando fue trasladado al hospital Raúl Maldonado Mejía donde debido a las graves heridas que comprometieron varios órganos falleció.
Rocío Q., cuenta que  tenía pocos meses de embarazo cuando ocurrió el asesinato de su esposo por lo que al parecer su bebé padeció sufrimiento fetal y al momento del alumbramiento se complicó el parto y sufrió asfixia que dañó su cerebro y hoy tiene  parálisis cerebral.
Hasta hoy mantiene la incertidumbre y se pregunta porqué mataron a su esposo. No fue despojado de sus pertenencias, tampoco se llevaron el automóvil. Dice que los jóvenes fueron castigados e internados en un centro de recuperación.

LUCHA DIARIA
Desde aquel día su vida cambió, afrontó sola el resto del embarazo y la manunteción de su otro hijo quien en aquel entonces tenía tres años de edad.
El padecimiento para Rocío, no termina, quien al no contar con recursos económicos suficientes, vive en la casa de su madre que está ubicada en el sector del puente de Puluví en Cayambe.
Gracias a la Brigada Manuela Espejo recibe el bono Joaquín Gallegos Lara. Ella  tiene que estar pendiente de Luis todo el tiempo, quien  tiene más del 70% de parálisis cerebral que le impide caminar, hablar y cumplir tareas como las de un niño que cuenta con todas sus facultades.
Una familia de la localidad solidaria con la lucha que Rocío libra todos los días, la ayuda.

SOLIDARIDAD
Rocío requiere la colaboración y la ayuda de la comunidad para continuar con la misión de sacar adelante a sus dos hijos.
Luis utiliza pañales, pañitos húmedos y medicinas  todos los días. El dinero que recibe del Estado no es suficiente para los gastos que debe pagar.
Si alguien desea ayudar a esta familia puede visitarla. La vivienda donde reside está ubicada a un costado del puente de Puluví.
Sus donaciones pueden ser de pañales talal extragrande, pañitos húmedos, ropita y alimentos.