Tenía otra pena vigente y lo dejaron en libertad

18:54 763 hits

Tenía otra pena vigente y lo dejaron en libertad

Ratio:  / 1
MaloBueno 

pag-21Un presunto delito de evasión se investiga en el centro carcelario de Ibarra. Se trata de un ciudadano quien fue liberado por una causa por la que purgó su condena, pero mantenía otra pendiente.   


Las investigaciones en torno a este hecho se desarrollan para conocer si la salida del privado de la libertad, PPL, fue un acontecimiento doloso o se trató de una negligencia administrativa por parte de quienes están a cargo de este procedimiento.
La semana pasada, el ciudadano cumplió la condena por un delito de ataque y resistencia y fue liberado. Dentro de los trámites constaba que el hombre debía cumplir reclusión por otra infracción cometida, supuestamente, violencia intrafamiliar. Causa por la que debía permanecer interno en el centro penitenciario hasta que sea resuelta.
No obstante, se desconoce si quienes autorizaron la salida del sospechoso no se percataron de la documentación que indicaba que Wilman F. debía seguir interno o si se trató de un acto premeditado para que el ciudadano abandone el centro carcelario.
Las razones se encuentran en indagación. En caso de comprobarse la presunta negligencia de los encargados, un proceso administrativo deberá seguirse en su contra por la falta cometida, pero si se comprueba que hubo dolo en el acontecimiento, el caso no solo se vuelve institucional sino que se eleva a un proceso penal.

 

LO BUSCAN
Personal de la Brigada de Capturadores de la Policía Judicial fue convocado para colaborar con la búsqueda del individuo una vez que se conoció de su salida.
No obstante, hasta el momento se desconoce el paradero del ciudadano que actualmente está determinado cómo prófugo.

LA LEY

El artículo 274 del Código Orgánico Integral Penal vigente es claro al determinar las consecuencias de cometer un delito de evasión.
“La persona que por acción u omisión permita que un privado de libertad se evada del centro de privación de libertad, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. Si el sujeto activo del delito es una o un servidor público, la pena será de tres a cinco años de privación de libertad.
Si la infracción es culposa la pena será de seis meses a un año de privación de libertad.
La persona privada de libertad, sea por sentencia condenatoria o por medida cautelar, que se evada, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años”.