No alcanzó a frenar y terminó chocando

05:42 1344 hits

No alcanzó a frenar y terminó chocando

Ratio:  / 3
MaloBueno 

p29Un accidente de tránsito se registró ayer alrededor de las 16:50 a 50 metros de la segunda entrada a la parroquia de San Antonio de Ibarra.   

El percance sucedió cuando el chofer de una camioneta marca Chevrolet, color plateada que circulaba en sentido sur - norte por la autovía, no alcanzó a frenar y se fue contra la parte posterior de un bus perteneciente a la cooperativa de transporte Flota Anteña, cuando esta se encontraba en el semáforo que existe en el tramo.
El alerta del percance fue reportada al ECU - 911 y se despachó a las unidades de socorro. Personal del Grupo de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Ibarra arribó para ayudar al conductor que parecía haber quedado atrapado entre los fierros retorcidos del automotor.
Paramédicos a bordo de una ambulancia del CBI atendieron al ciudadano que presentó golpes y heridas en su cuerpo.
El hombre fue valorado, atendido y estabilizado en el lugar del percance. Sus familaires llegaron asustados para conocer el estado de su allegado que se encontraba con la ropa ensangrentada. Aparentemente, el ciudadano se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas.
Personas que se encontraban por el sitio se aglomeraron para conocer detalles del acontecimiento.
Restos del vehículo tipo camioneta quedaron esparcidos en la vía. El Agente Civil de Tránsito Andrés Grijalva tomó el procedimiento.
La parte frontal de la camioneta quedó destrozada luego del fuerte impacto. Una grúa retiró al dañado automotor del sitio para evitar que se genere un embotellamiento en la carretera.
Otro equipo de efectivos Civiles de Tránsito se encargó de regular el tráfico para que el resto de automotores circule.

 

ARREGLARON
Un acuerdo extrajudicial entre las partes permitió que ni el bus ni la camioneta sean ingresados en el centro de retención vehicular de la Agencia Civil de Tránsito de la Empresa Pública de Movilidad, MEP.
Los choferes de ambos carros establecieron un rubro para solucionar los daños ocasionados.
El conductor de la camioneta asumió la responsabilidad del percance y le canceló la suma de 1000 dólares en efectivo al propietario de la unidad de transporte para que pueda reparar las abolladuras que tiene la unidad número 21,  en la parte lateral posterior izquierda. Los ciudadanos tampoco fueron privados de su libertad ya que no se registraron personas heridas ni fallecidas tras el incidente.
Los moradores aseguraron que no es la primera vez que se suscitan incidentes en el lugar.