Culpable de matar a comerciante por una cerveza

00:00 844 hits

Culpable de matar a comerciante por una cerveza

Ratio:  / 1
MaloBueno 

pag-37Bryan L. recibió una condena de 10 años de privación de libertad al ser acusado de la muerte de Eliberto Días Jiménez.   


El delito fue tipificado como homicidio. Los magistrados del Tribunal Único de Garantías Penales de Imbabura determinaron la responsabilidad del ciudadano en este hecho de sangre que se registró en septiembre de 2014.
Sin embargo, por meses, la muerte de Edilberto no fue esclarecida, hasta que las investigaciones desarrolladas por personal élite de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuetro, DINASED de Imbabura, dieron positivo resultado y capturó al implicado.

 

EL CRIMEN
La noche del 01 de septiembre del año pasado, Edileberto y un amigo caminaban por el sector de Pugacho y tres individuos los atacaron.
“Llevábamos unas cuantas cervezas luego de venir dejando su carrito de venta de comida guardado en la bomba de gasolina y al pasar por una de las calles del sitio tres tipos se nos acercaron y  le dijeron que les dé algo de cerveza y como Eliberto dijo que no, pasamos y luego por la espalda uno de ellos le dio una puñalada en el lado izquierdo del cuello y al ver que se desangraba salieron corriendo del lugar, avisé a la Policía, pero para cuando llegaron ya era demasiado tarde y no había nada que hacer porque él estaba muerto”  

DOLOR
Después del mortal ataque, su familia quedó desprotegida. El occiso era padre de tres menores de edad. Al momento de su deceso, su familia no contaba con recursos.
Amigos y conocidos del fallecido colaboraron para comprar la caja mortuoria.
Por más de dos días sus restos permanecieron en la capilla Jesucristo Resucitado, del barrio Ajaví. Sus allegados no tenían dinero para sepultarlo, pero la generosidad de quienes conocieron el caso se manifestó y lograron encontrarle un lugar para enterrarlo.

PREOCUPACIÓN
Durante meses, la muerte de Edilberto no se resolvía. Ninguna persona estaba figurando como sospechosa de este hecho violento, por lo que el acontecimiento estaba por determinarse como no resuelto.
Sin embargo, la DINASED de Imbabura trabajó para lograr encontrar a uno de los tres agresores que ocasionó la muerte del extranjero y lo atraparon en este año, por lo que el proceso juidicial inicado en su contra se extendió hasta este mes en el que finalmente fue judicializado y condenado.
Este es otro acto delincuencial con resultado de muerte que logra ser resuleto por la DINASED.