Incertidumbre ante crimen a una madre

05:10 1671 hits

Incertidumbre ante crimen a una madre

Ratio:  / 1
MaloBueno 

p21IBARRA. Mi madre no tenía enemigos, era una mujer trabajadora, no sé quién pudo acabar con su vida con tanta saña, mencionaron Sonia y Bladimir hijos de Sonia Oliva Puegmag, quien murió asesinada días atrás en Ibarra.    


Sonia Pusdá es la última hija de Sonia Puegmag; las dos vivían en un inmueble en el barrio La Florida.
Con tristeza, recuerda que el pasado miércoles a las 14:30, su madre salió al centro de la ciudad a realizar unas compras. Cerca de las 16:00, la llamé ya que tenía que darle un recado y le contestó el teléfono, dice Sonia, quien muestra su dolor y se pregunta quién pudo acabar con la vida de su madre de una forma tan cruel. Cuenta que pasados unos minutos volvió a llamarla, pero ya no le contestó. Desde ahí empezó la incertidumbre que no ha terminado, porque queremos que se esclarezca y se dé con el paradero del asesino ya que mi madre era una mujer muy trabajadora, era costurera, dice.

 

ASOCIACIÓN
Sonia Oliva Puegmag, formó una asociación de mujeres dedicadas a la confección de prendas de vestir. Ella era la presidenta de  ASOVIPROG. Gracias a esta  organización lograron trabajar con el programa del Gobierno Central “Hilando  el Desarrollo” Este año confeccionaron 4 mil calentadores para los niños y niñas de las escuelas de la provincia.
Cuando mi madre tenía contratos, yo también participaba en la elaboración de las prendas de vestir. Esto hizo que me interese por la costura y me llevó a estudiar. El año pasado concluí mi preparación y mi madre Sonia fue testigo de mi graduación  y ahora no puedo creer que ya no esté, es doloroso y triste, menciona Sonia, quien dice que en memoria de su madre se encargará de continuar y sacar adelante el taller.
      
INVESTIGACIÓN  
Bladimir Ruano cuenta que no puede sacar de su mente la imagen de su madre Sonia, cuando la encontró  tendida boca abajo. “yo abrigaba la esperanza que mi madre estuviera desmayada, pero la realidad fue dura, mi madre estaba muerta”. Estamos colaborando con los investigadores para que logren dar con el o los responsables del asesinato de mi madre, dijo.  

CENTRO FORENSE
Los restos de Sonia Puegmag, que fueron trasladados al Centro Forense  de Esmeraldas para que le practiquen la autopsia y las pericias, regresaron el sábado y el domingo pasado fue sepultado en Ibarra. Sonia contó que los gastos de movilización para regresar el cadáver lo cubrió un seguro que tenía su madre, caso contrario el gasto hubiese afrontado la familia.