Existe luto en la familia teodorista

04:08 1725 hits

Existe luto en la familia teodorista

Ratio:  / 4
MaloBueno 

teodoroIBARRA. “Llegó a nosotros un jueves del 2001 y ahora un jueves del 2015 Dios se lo llevó a su seno, pero la presencia de mi hijo en este mundo nos ha dejado un gran legado”, fueron las palabras de Luis Vaca, padre de Mateo Josué Vaca, joven estudiante del Teodoro Gómez de la Torre que falleció haciendo lo que a él más le apasionaba, jugar básquet.

Una extensa calle de honor compuesta por sus amigos, compañeros y camaradas se formó al interior de la Basílica de La Merced, en donde se realizó el acto religioso que daba el último adiós a Mateo Jousé, quien con tan solo 14 años de edad se fue de este mundo, según el conocimiento terrenal a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, pero según sus familiares y los representantes de la Iglesia Católica, este hecho se dio porque Dios ya lo quiso tener en su presencia.

LA DESPEDIDA “Como hijo fue muy ejemplar, como compañero muy solidario, como estudiante muy rendidor, como deportista a carta cabal, inclusive entregó su vida por lo que más le apasionaba. Dios mio por qué no me llevaste a mí”, dijo su padre ante los amigos, familiares y todos los presentes que se encontraban en el templo religioso.

Los amigos de colegio de Mateo Josué lo recuerdan como un gran compañero, siempre dedicado a sus actividades académicas y deportivas. “No podemos creer que nuestro amigo se haya ido, hasta hace poco estábamos conversando, riéndo e inclusive bromeando, pero se ha ido un gran compañero”, dijo uno de los estudiantes que formaba parte de la calle de honor. Sobre su ataúd se colocaron rosas rojas y blancas, bajo esas flores estaba la bandera del “Patrón Teodoro”, con los mismos colores, carácterísticos y propios de la institución que los cobijó en los últimos años de su preparación académica.

Luego de la ceremonia religiosa el cuerpo de Mateo Josué fue llevado en los hombros de sus propios compañeros hasta el sitio en el que descansarían sus restos, hasta el final de los días. El día del percance un amigo de Josué contó que su compañero de deportes sufrió una especie de desmayo, por lo que fue trasladado a una casa de salud cercana a la institución educativa en donde se confirmó su temprana muerte.