Taxista herido en accidente ocasionado por conductor ebrio

05:12 964 hits

Taxista herido en accidente ocasionado por conductor ebrio

Ratio:  / 4
MaloBueno 

p29IBARRA. El chofer de una unidad de servicio público resultó herido luego de ser impactado por una buseta particular.   

El hecho se registró en el puente de Los Molinos,  que cruza sobre el río Taguando, ubicado en la intersección de la avenida Carchi y Panamericana Norte.
El alerta del percance fue emitida desde el ECU - 911 y los Agentes Civiles de Tránsito Carlos Pineda y Paúl Andrade arribaron para verficar el incidente.
Uno de los uniformados detuvo al conductor de la furgoneta que se encontraba a unos 50 metros de donde quedó el malherido taxista dentro del automotor en el que se movilizaba.
Personal del Ministerio de Salud Pública, MSP, arribó para socorrer al hombre del taxi. El rostro del infortunado estaba ensangrentado y aunque no perdió el sentido, estaba golpeado y se quejaba de dolor por las contusiones.
El chofer del carro amarillo explicó que venía desde el sector de El Olivo con dirección al centro de la ciudad, en sentido norte - sur,   para continuar con sus labores y se percató que una furgoneta le invadió el carril antes de entrar al puente.
Para evitar que el choque sea frontal, él intentó orillarse hacia la derecha. Sin embargo, la maniobra no impidió que la furgoneta choque en el costado izquierdo del taxi.
Por la fuerza del golpe, los vidrios de una de las ventanas del taxi se rompió y los pedazos cortantes saltaron al rostro del chofer.
Su oído izquierdo sangraba y parte de su cara presentaba cortes.
El conductor de la buseta le manifestó al ACT Pineda que se dirigía en sentido sur - norte hacia la laguna de Yahuarcocha y que no recordaba más nada, pues se encontraba en estado etílico.

 

PROCEDIMIENTO
El herido fue trasladado e ingresado en el área de emergencias del hospital San Vicente de Paúl, HSVP, donde fue valorado y al cabo de 20 minutos fue dado de alta al comprobar que no presentaba lesiones internas ni heridas de gravedad.
La prueba del alcotector se realizó en ambos involucrados. El afectado marcó negativo en cuanto a la ingesta de licor, pero el propietario de la buseta tenía 2.11 gramos de alcohol por litro de sangre en el organismo.
Al no existir un arreglo extrajudicial entre las partes, los automotores fueron ingresados en el centro de retención vehicular de la Agencia Civil de Tránsito de la Empresa Pública de Movilidad, MEP.
Hoy, el proceso será conocido por la Fiscalía Especializada de Tránsito para que, a través de las pericias e indagaciones se determinen las responsabilidades pertienentes.
Moradores del sector se quejaron por la irresponsabilidad de las personas que ingieren bebidas alcohólicas y circulan por el tramo al salir o entrar en los bares nocturnos ubicados en el sitio.