Aceptó la culpa de un delito de droga

00:00 498 hits

Aceptó la culpa de un delito de droga

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-22Tres años dos meses fue la condena que le fue otorgada a Vinicio C. tras ser declarado culpable del delito de tráfico y tenencia de sustancias sujetas a fiscalización.

El hombre fue capturado por agentes de la Jefatura Provincial Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, cuando portaba consigo dos fundas plásticas repletas de cocaína. Los policías antidrogas realizaban operaciones de inteligencia en la intersección de las calles Jacinto Collahuazo y Atahualpa cuando observaron al ciudadano. El comportamiento extraño y nervioso del hombre hizo que sea interceptado por los efectivos quienes se identificaron como agentes de la JPAI y registraron sus pertenencias. Dos fundas plásticas estaba portando el hombre y al revisarlas, decenas de empaques con una sustancia granulada fue encontrada. De inmediato el sospechoso fue llevado a Ibarra a la oficina de la JPAI en donde se realizó la prueba preliminar de campo a la sustancia y dio positivo para cocaína. Una de las fundas tuvo un peso de 499 gramos de estupefaciente, mientras que en la otra bolsa se determinó un peso de 108 gramos del mismo alucinógeno. La droga fue levantada por miembros de la Unidad de Apoyo de Criminalística, UCM, quienes la ingresaron en la bodega de la entidad policial bajo cadena de custodia. AUDIENCIA La evidencia fue presentada en la audiencia de flagrancia y formulación de cargos que se llevó a cabo ante la autoridad judicial de turno de la Unidad Penal de Otavalo. La representante del Ministerio Público mencionó durante la diligencia los detalles de la aprehensión de Vinicio e inició la etapa de instrucción fiscal en su contra acusándolo del delito de tráfico y tenencia de sustancias sujetas a fiscalización, tipificado y sancionado en base al artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal, COIP. ACEPTÓ LA CULPA El acusado decidió acogerse a un procedimiento abreviado, que consiste en admitir la responsabilidad de la infracción cometida a fin de evitar ser sometido a un proceso judicial que podría culminar en un veredicto con una pena privativa de libertad mayor. El hombre aceptó el cometimiento del ilícito y fue sentenciado de inmediato. Una pena de tres años y dos meses de cárcel deberá purgar en el centro penitenciario de Ibarra. SEGURIDAD Según la Policía, el alcaloide estaba destinado a ser comercializado en dosis en el cantón. Autoridades policiales mantienen los operativos de control y diligencias que incluyen allanamientos a domicilios y más, para contrarrestar el tráfico de consumo interno en este sector y en toda la provincia de Imbabura.