Sentenciado por homicidio

00:00 662 hits

Sentenciado por homicidio

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-21Oswaldo S., alias “Balanceado”, recibió 10 años de privación de libertad acusado del delito de homicidio. Ayer se llevó a cabo el segundo día de audiencia en la que se conoció el veredicto.   


El representante del Ministerio Público dio a conocer los detalles de lo acontecido la madrugada del 19 de mayo de este año en el sector de Azaya, cuando un hombre recibió una puñalada en el rostro que terminó con su vida.
“Balanceado”, fue señalado como el principal sospechoso. Personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED, inició la investigación y a pocas horas de transcurrido el crimen lo capturaron. El fallecido fue identificado como Seberal Caicedo Mina.

 

HUBO UNA RIÑA
El percance ocurrió un domicilio ubicado en el cruce de las calles Portoviejo y Tungurahua.
El hijo del occiso les manifestó a los agentes investigadores de la DINASED que su padre estaba bebiendo en casa de uno de sus amigos y luego de un altercado y al calor de los tragos, Oswaldo lo agredió.
En medio del forcejeo “Balanceado” sacó un cuchillo y le apuñaló en la cara en la parte superior de la boca.
Seberal no murió en la propiedad, el alerta de que el hombre estaba malherido fue reportada desde el ECU – 911 y una ambulancia lo trasladó al hospital San Vicente de Paúl, HSVP, de Ibarra donde cerca de las 05:30 murió a consecuencia de una severa hemorragia ocasionada por la herida que tenía.
En la camilla donde falleció, los agentes de la DINASED, realizaron el levantamiento del cadáver para que ingresara en la morgue de la misma entidad médica.  
La causa de la gresca fueron celos, en las indagaciones preliminares se conoció que el occiso había abrazado a la mujer del agresor cuando esta ingresó a la vivienda para saludarla, lo que despertó la ira de Oswaldo y lo atacó.
Ricardo Benítez, jefe provincial de la DINASED, aseguró que cuando lograron ubicar al autor de este delito, el hombre se había cambiado de ropa para no ser identificado, porque sus prendas tenían manchas de sangre, lo que el judicializado no tomó en cuenta es que sus zapatos también estaban manchados y eso lo delató.
Luego de ello, el oficial de Policía contó que el arma homicida fue encontrada gracias a que el implicado los llevó hasta donde la arrojó. El cuchillo ensangrentado fue hallado en un montículo de tierra cercano a la casa donde sucedió el crimen.

DILIGENCIA
Ayer, el Tribunal Único de Garantías Penales de Imbabura determinó la responsabilidad de Oswaldo en este crimen y lo sentenciaron.
Escoltado por guías penitenciarios el hombre abandonó la sala uno de la Unidad Judicial tras conocer el veredicto. El ciudadano purgará su condena en el Centro de Privación de Libertad de Ibarra.