Les incautaron los explosivos

00:00 397 hits

Les incautaron los explosivos

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-29Personal de la Dirección General de Inteligencia, DGI,  de la Policía Nacional logró decomisar explosivos que estaban escondidos en una vivienda.  


La diligencia se llevó a cabo luego de que los uniformados realizaran labores de inteligencia que los llevara a determinar que en el sitio se guardaba material peligros.
El domicilio está ubicado en la intersección de las calles 8 de Diciembre y Vicente Moya en el cantón Huaca, perteneciente a la provincia del Carchi.
Las investigaciones arrojaron que la propietaria del inmueble era quien se dedicaba a la fabricación artesanal de pirotecnia.
Las autoridades del Ministerio Público y los policías le solicitaron documentación que justificara la posesión y expendio de los explosivos, pero no presentó papel alguno.
Tanya Camargo, intendenta, ordenó la colocación de los sellos de clausura en el sitio donde fue descubierto el material de elaboración de los detonantes y por ende el taller improvisado donde se manufacturaba el peligroso producto.   
Las autoridades policiales de esta jurisdicción aseguraron que mantendrán los controles en cuanto a este tipo de lugares que ponen en riesgo a la colectividad por la peligrosidad del material explosivo.

 

INICIAN CONTROLES
La época navideña está cerca y con ella distintas celebraciones en las que, según las costumbres de la localidad, se utilizan explosivos para los festejos.
La Policía Nacional lleva a cabo labores de inteligencia que le permitirá llegar a lugares donde se realiza la elaboración artesanal de camaretas, silbadores, bengalas, entre otros.
La peligrosidad de este proceso pone en riesgo la vida de quienes la fabrican y de los que residen alrededor. Por esta razón, los uniformados desarrollan constantes diligencias y allanamientos de viviendas usadas como fábricas y hasta como bodegas de material explosivo.
El desmembramiento de extremidades, quemaduras graves, intoxicación y la muerte son parte de los riesgos que corren estas personas.

En los festejos de fin de año, se desarrolla la elaboración de muñecos de aserrín, papel y explosivos,  que se comercializan en las calles.
La quema de los monigotes está autorizada únicamente sobre calles o avenidas pavimentadas con hormigón, que se conoce como cemento de color gris, o sobre las que únicamente están rellenadas con material pétreo, así como en solares no edificados.
 En cambio está prohibida su quema en las calles o avenidas asfaltadas, es decir con pavimento asfáltico de color negro, para evitar los daños irreparables que se podrían ocasionar.
Tampoco sobre cualquiera de las áreas de regeneración urbana. Los mercados son los sitios de mayor control, debido a que los puestos deben contar con la documentación que les permita su expendio.
En la zona norte se han desarrollado diligencias por parte de la Policía Nacional en las que se ha logrado cerrar decenas de fábricas clandestinas de explosivos.