Planta de marihuana sembrada en una casa

05:02 851 hits

Planta de marihuana sembrada en una casa

Ratio:  / 0
MaloBueno 

22Una planta fue descubierta en el patio de una vivienda ubicada en la comunidad de Morales Chupa, perteneciente al cantón Cotacachi.

Personal de la Jefatura Provincial de Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, inició operaciones de inteligencia que les permitieran determinar que en el domicilio existía una siembra ilícita. Los uniformados solicitaron la documentación a la Unidad Judicial Penal de la localidad, para ingresar al inmueble y allanarlo. Una vez obtenidos los papeles para la diligencia, los policías ingresaron a la casa y encontraron la marihuana de 170 centímetros de alto sembrada en el patio.

De inmediato la planta fue arrancada de raíz y decomisada por los uniformados antidrogas. Personal de la Unidad de Apoyo de Criminalística, UCM, levantó la evidencia y luego fue destruida. César Escobar, mayor de Policía a cargo de la entidad policial de Antinarcóticos, aseguró que dentro de las indagaciones desarrolladas sobre este caso se conoció que, posiblemente, la planta iba a ser usada para comercializarla. “De esta manera tratamos de mantener vigente nuestra lucha permanente contra el tráfico de consumo interno en la provincia.

Trabajamos en los seis cantones de la jurisdicción para frenar esta actividad que acarrea consigo más delitos e inseguridad. Es importante que la ciudadanía continúe colaborando con su información que es muy valiosa en caso de notar personas extrañas en su barrio o lugar de trabajo que puedan estarse dedicando a este ilícito u otros”.

LA LEY El Código Orgánico Integral Penal, COIP, vigente desde el 10 de agosto del año pasado, tipifica y sanciona el delito de siembra y cultivo de plantas alucinógenas en su artículo número 222. En el enunciado legal, textualmente reza que: “La persona que siembre, cultive o coseche plantas para extraer sustancias que por sí mismas o por cuyos principios activos van a ser utilizadas en la producción de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, con fines de comercialización, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años”. No obstante, en este caso se logró incautar la planta, pero no se privó de la libertad a ninguna persona por esta causa.