Testimonio: Edwin murió en el 30-S

00:00 726 hits

Testimonio: Edwin murió en el 30-S

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag21Cinco años han transcurrido y Lidia Landeta aún no conoce quien mató a su hijo, el policía Edwin Efraín Calderón, quien aquel entonces tenía 28 años.

 

El agente que tenía 5 años al servicio de la institución uniformada, fue asesinado el 30 de septiembre de 2010, en la “revuelta policial” que ocurrió ese día. Lidia Landeta, quien todavía no supera la muerte de su vástago, cuenta que no encuentra paz y tranquilidad, ya que las autoridades no logran establecer responsables en la muerte de su hijo, a quien lo recuerda como un ser muy especial.
Ella comenta que ese día Edwin, se encontraba por el Mercado Central de la capital, donde junto a otros compañeros verificaba un posible saqueo, cuando de pronto afirma que llegó un camión del ejército con miembros, quienes dispararon contra los policías. Una de esas balas ingresó al pecho de mi hijo quien intentaba ayudar a un compañero quien recibió el primer impacto, sostiene la madre.
Lo único que pido al Presidente de la República, es que se haga justicia y se aclare la muerte, aunque ya perdí las esperanzas, dice  entre lágrimas.
 
REUNIONES
La afligida madre, cuenta que en los primeros años mantuvo cuatro reuniones con el Presidente.
“Lo único que yo le pedí es que den con los responsables de la muerte de mi hijo”.
Hubo muchos ofrecimientos, pero, el más importante que esperaba se cumpla no llega. Él me ofreció dar con los responsables de la muerte de mi hijo, pero al parecer se olvidó de mi caso ya que hasta ahora no se sabe quién mató a mi hijo.

HIJO HUÉRFANO
Edwin Calderón, estuvo casado y procreó un hijo quien hoy tiene seis años, dice Lidia, que se lamenta que por la distancia no pueda visitar a su nieto. Comenta que tampoco se han concretado los ofrecimientos para su nuera, Alexandra Cadena, y su nieto que viven en Tena, en el Oriente. Ellos solo han recibido el dinero del ahorro obligatorio que hizo Edwin durante cinco años como miembro de la Policía Nacional.
Mientras llega la justicia,  su madre Lidia Landeta y su familia quiteña radicada, en Ibarra desde hace más de 24 años, recordará el próximo sábado 3 de octubre de 2015 a su ser querido con una misa, que se desarrollará en la mañana en el Cementerio San Miguel.