Policía muere en la vía

00:00 803 hits

Policía muere en la vía

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-29Julián Salguero Delgado, agente de la UNASE que trabajó en un caso de extorsión a un ciudadano imbabureño, murió el pasado jueves en un accidente de tránsito ocurrido a las 13:20, en la vía que une la carretera Manta-Rocafuerte en el cantón Jaramijó, en la provincia de Manabí.    


Según información de El Diario, el agente falleció cuando el carro en que se movilizaba se volcó, tras salir de las instalaciones del Grupo de Intervención y Rescate (GIR).
Renato González, jefe de Operaciones de la Policía de Manta, mencionó que Salguero, quien era miembro de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) había salido con otra persona para ir a almorzar.
El nombre del acompañante no fue revelado, pero, se informó que se encuentra estable. La Policía desconoce quién iba conduciendo el carro.
González manifestó que el uniformado había llegado desde Quito a realizar ejercicios de entrenamiento  sobre toma de rehenes en el aeropuerto Eloy Alfaro.

 

CASO DE EXTORSIÓN
Agentes de la Unidad de Antisecuestro y Extorsión, UNASE, conocieron el caso de extorsión. Uno de los agentes que investigaron el caso fue Julián Salguero.
Entre la planificación estuvo el desarrollo de operaciones de inteligencia y una entrega controlada ya que el extorsionador solicitaba  a la víctima 50 mil dólares, dinero que debía ser dejado dentro de un basurero en el cementerio San Miguel de Ibarra.
Cuando el policía fue a recoger el dinero fue capturado de inmediato por los uniformados de la UNASE.
 El involucrado en el caso de extorsión, quien resultó ser un agente de la Policía, fue sentenciado a un año de prisión. En la audiencia, el miembro policial responsable del delito ofreció disculpas al afectado y dijo sentirse arrepentido por lo sucedido. Con lágrimas en los ojos, el implicado le pidió perdón a la víctima.
En primera instancia, se solicitó 90 días de prisión preventiva para el policía, pero luego, un procedimiento abreviado se llevó a efecto y entre las partes procesales acordaron un año de privación de libertad.