Allanaron una casa en Atuntaqui

00:00 1068 hits

Allanaron una casa en Atuntaqui

Ratio:  / 1
MaloBueno 


pag-30Personal de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, JPAI, desarrolló una diligencia de control en una vivienda ubicada en el barrio Santo Domingo de Atuntaqui. Denuncias anónimas refirieron que en el inmueble se expendían sustancias sujetas a fiscalización.    


Acompañados de autoridades del Ministerio Público los efectivos especializados de la JPAI ingresaron al domicilio.
César Escobar, jefe al mando de la entidad Antidrogas, asegura que este tipo de diligencias se desarrollan con la finalidad de dar respuesta a las denuncias ciudadanas.
“Recibimos llamadas en la que conocimos sobre personas sospechosas en una casa ubicada en el barrio Santo Domingo y de las que teníamos conocimiento que se estaban dedicando al expendio de estupefacientes.
Al llegar a la vivienda  encontramos mujeres y muchos niños y niñas que residían en el lugar, así como también hallamos al ciudadano sobre el cual se direccionó la acusación e iniciamos con la diligencia”.
Los uniformados buscaron por cada rincón de la vivienda.
El oficial a cargo dijo que en algunos sitios hallaron restos de estupefacientes que, al parecer, fueron consumidos antes del arribo policial.
“Con eso comprobamos que las denuncias eran reales y que sí existía consumo de sustancias ilegales en el inmueble, pero no logramos encontrar el alucinógeno”, mencionó Escobar.
Personal del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, fue convocado a la diligencia para garantizar la seguridad de quienes formaron parte de este procedimiento y mantener el orden. Moradores del sector que, por temor, prefirieron reservar su identidad agradecieron la intervención de la Policía.
“El consumo y expendio de drogas en un punto determinado, pone en riesgo la seguridad de quienes residen en el sector donde se comete el ilícito. Esta es una secuencia de delitos en los que se empieza con el consumo y para poder adquirir la dosis se cometen otro tipo de infracciones como robo, hurto, entre otros, lo que hace que se cree una cinta delictiva”.
 La vivienda que fue allanada por la Policía, se encuentra ubicada junto a una quebrada por la que se sospecha que se escondió el alcaloide.
“Al ser un lugar donde existe este tipo de condición geográfica, esta es aprovechada por los implicados y es muy probable que la droga haya sido escondida entre lo espeso de la maleza.
Hay consumidores que prefieren venir a hacer de las suyas en estos lugares que ellos denominan como huecos y que justamente están situados junto a depresiones de tierra similares a esta”, dijo Escobar.
Durante la búsqueda de alcaloides, un arma de juguete se encontró en el sitio. El oficial sostiene que el artefacto pudo haberse  usado para amedrentar a las víctimas.
No obstante, continuaron con el resto de los cuartos en los que no se halló nada más que residuos de sustancias alucinógenas.

 

LABOR
Escobar asegura que, a pesar de que en esta ocasión no encontraron estupefacientes, en este inmueble su trabajo ha sido realizado con satisfacción, pues sostiene que han dado cumplimiento a las denuncias de personas que se mostraron preocupadas.
“Lo importante es que pudimos hacer que la presencia policial se sienta en este sitio y que la gente se de cuenta que estamos pendientes de todo lo que nos reportan a nuestros números de teléfono”, señaló.

CAMBIOS
En la casa que fue visitada por los Policías, se encontraron decenas de bicicletas desarmadas y otros objetos  que, según Escobar, eran recibidos para ser intercambiados por el estupefaciente.
“En las investigaciones que desarrollamos antes de iniciar con el operativo se determinó que objetos de dudosa procedencia que yacían en el lugar, eran usados para ser cambiados por dosis de sustancias ilegales.
Sin embargo, al no contar con ninguna denuncia formal ni pedido legal en particular de objetos que hayan sido sustraídos no sacamos nada del sitio”, indicó.

SEGURIDAD
Los operativos de control, allanamientos, patrullajes y demás acciones que velen por la seguridad de la ciudadanía, seguirán siendo desarrolladas por los uniformados de la JPAI. Así lo ratificó el jefe a cargo de la entidad Antidrgoas, quien además, señaló la importancia de la colaboración ciudadana para denunciar situaciones que consideren sospechosas en su lugar de trabajo, residencia y otros.
“Siempre es importante contar con la gente para direccionar de mejor manera nuestro trabajo y garantizar su seguridad”, finalizó.