Dos de cinco acusados de estrangular a un comerciante en Quito, atrapados en Imbabura

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-22Cinco personas recibieron ayer 30 días de prisión preventiva al ser señaladas como sospechosas de matar a Manuel Alcides Aguirre Ayala.

El crimen ocurrió en Quito la madrugada del domingo y alrededor de las 17:30 del mismo día, dos de los acusados fueron capturados en el intercambiador de Atuntaqui, en Imbabura. Según información de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Extorsión y Secuestro, DINASED del Distrito Metropolitano de Quito, DMQ, un brutal crimen ocurrió a las 00:30 del domingo en un local de internet ubicado en la avenida La Prensa, lote 57 y Vaca de Castro, al norte de Quito. Se trataba de un ciudadano de 61 años de edad que fue estrangulado en la garita de la guardianía. El cuerpo sin vida se encontraba maniatado, una soga fue amarrada en sus pies y manos y en su cabeza se observaba cinta de embalaje. En el informe consta que, el móvil del crimen fue el robo de dispositivos electrónicos valorados en 13 mil dólares. La alerta sobre la presencia del cadáver fue reportada alrededor de las 07:30 del domingo. Personal de emergencia certificó el deceso mientras que los agentes de la DINASED DMQ iniciaron con las investigaciones. En el transcurso de la diligencia, una pareja vinculada a este asesinato tomó un bus de la Cooperativa San Cristóbal con disco número 33 con dirección a Tulcán. Ricardo Benítez, jefe provincial de la DINASED de Imbabura, manifestó que coordinó un operativo de localización hasta que un agente “yankee” de la Unidad de Policía Comunitaria de Atuntaqui logró visualizar la unidad a la altura del sector de Santa Bertha y en coordinación con más efectivos “yankees”, lograron detener la marcha del vehículo de pasajeros. María D. de 27 años y Cristian S. de 30 años aproximadamente, sospechosos, se encontraban dentro del bus. Efectivos del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, los sacaron de la unidad y les realizaron un registro encontrando en una de las bodegas de la unidad de transporte sacos de yute y una maleta. Miembros de la Unidad de Criminalística levantaron la evidencia. Se trataba de aparatos electrónicos, que supuestamente le fueron sustraídos al occiso. Uniformados élite de la DINASED de Imbabura arribaron para luego trasladar a los implicados a Quito donde fueron procesados. Mientras tanto, policías especializados de la DINASED DMQ atraparon al resto de sospechosos.