Pareja murió arrollada en la vía a Lita

06:15 1190 hits

Pareja murió arrollada en la vía a Lita

Ratio:  / 0
MaloBueno 

arrolladaIBARRA. Una pareja de novios que ayer regresaba tras compartir una velada, murió al ser arrollada por un vehículo desconocido en el sector de Cacahaquito en la vía a Lita.   

Patricio Eduardo Pascal Pascal, de 37 años y Sonia Maribel Ordóñez Nastacuaz, de 30 años, caminaban por la orilla de la carretera en dirección a Lita, cuando fueron impactados por un automotor que huyó del lugar.
Patricio acompañaba a su novia hacia la parroquia de Lita donde residía. Ellos caminaban por la orilla de la carretera cuando fueron embestidos por el auto cuyo conductor escapó. El fuerte impacto lanzó al pavimento a la pareja y murió al instante.
“Es muy doloroso que mi primo haya muerto en esas condiciones. Él era muy responsable, trabajador no le gustaba beber licor”, contó Roberto Pascal. “El sábado en la tarde nos encontramos en el estadio donde jugamos fútbol, ahí saludamos y hablamos. En el sector era muy conocido ya que era el Presidente de nuestro equipo de fútbol el Palmeiras, que está en las finales y ayer ganó 4 a 1 al Aceltas. Él era huérfano, su padre murió también arrollado por un auto hace 15 años y su madre falleció hace un año y medio. Era el primero de ocho hermanos. Vivía solo ya que sus hermanos residen en otras provincias del país.  Luego que concluyó el partido de fútbol yo me retiré a mi casa, pero él se quedó ya que había una pelea de gallos.
Eran las 06:30, cuando un sobrino llegó con la noticia que Patricio estaba muerto a un costado de la vía. De inmediato fui al lugar y el cuerpo estaba en la cuneta”.
Roberto Pascal, recordó muchos pasajes de la vida de su primo. Comentó que era su compadre, era el padrino de uno de sus hijos. Dijo que hace cuatro meses sembraron plantas de naranjilla, ya que esta fruta es muy apetecida y genera ganancias. Dijo que por muchos años trabajó en una molienda en Urcuquí.
Con respecto a la relación sentimental de su familiar contó que Sonia era su novia, pero que estaban  separados y al parecer se reconciliaron. Lo triste es que ella deja en la orfandad a dos pequeños niños. Ella vivía en la parroquia de Lita. Para mantener a sus hijos trabajaba como jornalera en plantaciones agrícolas.   

 

 TRABAJO POLICIAL
El accidente de inmediato se informó a las instituciones de socorro entre ellas el Servicio de Investigaciones de Accidentes de Tránsito  SIAT, quienes acudieron al sitio. Los miembros de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones Extorsión y Secuestros (Dinased), también se hicieron presentes en el lugar. Luego de cumplir con el trabajo, los agentes policiales retiraron los cuerpos de Patricio Pascal y Sonia Ordóñez Nastacuaz de la carretera y a bordo del vehículo de Medicina legal los trasladaron a la morgue del hospital San Vicente de Paúl, donde fueron ingresados para que se cumplan con las exigencias legales.
Cuatro familiares de las víctimas se desplazaron hasta la ciudad de Ibarra para realizar los trámites y poder retirar los cuerpos para cumplir con las honras fúnebres.
Roberto Pascal, dijo que aún no sabía dónde se realizaría el velorio y cuándo sería enterrado ya que esa decisión les correspondía a los hermanos que estaban viajando hacia Lita ya que viven en varias provincias del Ecuador.
OTRA VÍCTIMA
Roberto Herbas, morador de la zona pidió a los conductores tener más cuidado ya que hace un mes, cerca del lugar donde murio la pareja, María Virginia Escanta Lita, de 83 años de edad, falleció luego de que un vehículo la arrolló. El sector donde sucedió El Arenal perteneciente a la parroquia de Lita.    
Laura María Casasilla, hija de la fallecida, ese día contó que la última vez que vio a su madre con vida fue el domingo (mes de agosto) cuando compartió un desayuno. “Ella pasó la noche conmigo. Hace seis años aproximadamente que vivía sola con un nietito, y como estamos cerca ella solía venir a comer y conversar.
Cuando amaneció me dijo, ‘ya dormí toda la noche me voy a mi casa’, y apenas salió escuché un fuerte golpe, me asomé por la ventana de la cocina y alcancé a ver a un carro que tenía la llanta destruida. “Mis hijos fueron a ver qué pasaba y  encontraron a mi madre muerta”.
Cecilia Duque, nieta de la víctima, mencionó que no es la primera vez que se registran percances como estos. “Pedimos mayor seguridad y respeto para quienes transitamos por la vía, no es posible que la gente no baje la velocidad y no respete la vida de los demás”, dijo entre lágrimas.
En aquel accidente un hombre, tras perseguir al causante, logró identificar al conductor del automóvil marca KIA, color plata, que ocasionó la muerte de la adulta mujer.  Esta persona se percató que escondió el vehículo en una finca ubicada a más de 100 metros de donde sucedió el arrollamiento.
En el pavimento quedaron las huellas del accidente donde murió María Virginia Escanta, que fue arrastrada 45 metros. Los familiares de Patricio y Sonia esperan se de con el paradero del responsable de estas muertes.