Prisión preventiva en el caso Eslabón 50

06:10 915 hits

Prisión preventiva en el caso Eslabón 50

Ratio:  / 1
MaloBueno 

p3719 personas quedaron con prisión preventiva, mientras que a 4 se les dictó medidas sustitutivas, involucradas en el delito de asociación ilícita. Ellos fueron detenidos en el operativo “Eslabón 50”, que se realizó en Ibarra la madrugada del pasado viernes.    


Así lo dispuso el juez Francisco Chacón después de la audiencia de formulación de cargos que se realizó a las 21:30 del viernes 11 de septiembre y se extendió hasta las 03:30 de ayer sábado 12 en la sala de la Unidad Penal de la Corte Provincial de Justicia.
Las 19 personas deberán permanecer privadas de su libertad en el Centro de Rehabilitación Social durante 90 días que durará la instrucción fiscal. Mientras que los cuatro que están con medidas sustitutivas deberán presentarse todos los viernes en la fiscalía.  

 

OPERATIVO
La madrugada del pasado viernes, la Dirección Nacional de Policía Judicial de Imbabura en coordinación con la Brigada Anticriminal (BAC) y la Fiscalía, ejecutó el operativo “Eslabón 50”, el primero en la provincia, que dejó un saldo de 23 detenidos por asociación ilícita y 21 inmuebles allanados, luego de tres meses de investigación.   
Diego García, Gobernador de Imbabura manifestó “la Policía Nacional conjuntamente con la Fiscalía recopilaron pruebas durante tres meses  y el resultado fue 21 de detenidos de nacionalidad ecuatoriana y dos colombianos.
En el operativo aprehendieron a 14 hombres y 9 mujeres. Estos operativos sin duda bajan los índices de delincuencia en la provincia”
Ludwing Coronel, Comandante de la Zona 1 de la Policía Nacional, dijo que cada uno tenía un rol definido a la hora de delinquir. Por ejemplo, uno se sustraía objetos de la víctima. Luego, procedía a entregar a uno de sus cómplices para que, en caso de ser detenido, no sea en delito flagrante y no pueda ser llevado a órdenes de las autoridades respectivas. Posteriormente procedían con la entrega de los bienes robados a uno de sus locales, para venderlos.
 Jonathan C.G, quien consta en videos, se persignaba varias veces antes de acechar a sus víctimas con armas cortopunzantes.