Droga escondida en una vivienda en Natabuela

07:50 1074 hits

Droga escondida en una vivienda en Natabuela

Ratio:  / 0
MaloBueno 

drogaDos personas fueron procesadas ayer por el  delito de tráfico y tenencia de sustancias sujetas a fiscalización. Luis Arturo Ch., recibió 30 días de prisión preventiva, mientras que su conviviente, Yuli Carmita U.G. mantiene medidas sustitutivas al encarcelamiento, pero el proceso judicial en su contra se mantiene por el mismo periodo de instrucción fiscal. 28 kilos de marihuana se halló en el domciilio donde habitaban.

 

Una llamada telefónica alertó a los efectivos especializados de la Jefatura Provincial de Antinarcóticos de Imbabura, JPAI. César Jiménez, coronel de Policía, explicó que personas anónimas denunciaron haber observado movimientos “extraños” en el inmueble.
Esto motivó a los uniformados Antidrogas para iniciar un proceso investigativo en el sitio.
Los policías de la JPAI llegaron a la modesta vivienda ubicada en el sector de El Coco en Natabuela, acompañados de agentes del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, y del Centro Regional de Adiestramiento Canino, CRA.
Una mujer fue interceptada al ingresar a la casa. Una orden de allanamiento permitió que los gendarmes entren.
El representante de la Fiscalía y un Defensor Público, para garantizar los derechos de los implicados, también estuvieron presentes durante la diligencia que se desarrolló la tarde del martes. Una vez dentro, los policías no necesitaron profundizar en su búsqueda.
Debajo de una cama en una estancia usada como habitación estaban parte de los ladrillos de cinta de embalaje que en su interior contenían la verdosa sustancia.
En otra dependencia, dentro de la misma vivienda, un saco de yute amarillo portaba más del alucinógeno y hasta en un balde plástico se encontraron otros paquetes de marihuana.
En la parte posterior de la vivienda, una camioneta marca Mazda, color dorado, estaba estacionada.
En el parte policial consta que el automotor estaba reportado como robado en la provincia de Pichincha. La búsqueda por encontrar más estupefaciente se prolongó.
Un espacio cerrado con candado fue forzado por los gendarmes, pero en el sitio no hubo nada. El pequeño patio trasero del inmueble también fue minuciosamente revisado por los policías.
Los canes amaestrados del CRAC, fueron usados para rastrear droga en algún posible compartimento secreto de la camioneta, mas no hallaron nada.  
Cada ladrillo de droga fue colocado en el garaje del inmueble. Atónitos, vecinos y personas que transitaban por el sector observaban el procedimiento policial. Personal de la Unidad de Apoyo de Criminalística desarrolló la fijación y levantamiento de la sustancia que fue guardada bajo cadena de custodia en la bodega de la JPAI.  
En medio de los moradores, los sospechosos fueron esposados y sacados del lugar. Dos menores de edad que se encontraban en el domicilio fueron puestos a cargo de la La Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, DINAPEN, y luego entregados a una de sus tías.

SEGURIDAD
César Escobar, mayor de Policía a cargo de la JPAI, asegura que desarrollaron la investigación del lugar y de las personas que habitaban en la vivienda durante días, hasta que decidieron ingresar.
“Los resultados de la información que logramos recabar preliminarmente nos señala que estas personas podrían estar vinculadas a una organización dedicada al tráfico de drogas. La marihuana incautada es cripy, por lo tanto es hasta cinco veces más alucinógena y dañina que la normal o criolla como se le conoce.
Deducimos que por la época de inicio de clases y sobre todo el inicio de fiestas en la provincia, se pensaba comercializar el alucinógeno”, mencionó el oficial.
Ayer, la audiencia de flagrancia y formulación de cargos se desarrolló en la Unidad Judicial Penal de Ibarra.
El juzgador de turno determinó una pena privativa de libertad de 30 días para el ciudadano y medidas sustitutivas por el mismo tiempo para su pareja.
El sospechoso deberá permanecer interno en el centro carcelario de Ibarra durante la intrucción fiscal.OTRO CASO
Simultáneamente, la tarde del martes se detuvo en Ibarra a otro ciudadano que portaba seis paquetes de marihuana.
Jacobo Bladimir U.G., fue sorprendido por otro equipo de la JPAI, en el parque Ciudad Blanca.
Escobar sostiene que dentro de las investigaciones desarrolladas por los efectivos policiales, existe la posibilidad de que el aprehendido en Ibarra tenga relación con los detenidos en Natabuela.
“Desarrollaremos las indagaciones para afirmar o descartar esta vinculación y proceder según el caso”, mencionó el oficial.