Chocó contra la Unidad Educativa Juan Pablo II

00:00 738 hits

Chocó contra la Unidad Educativa Juan Pablo II

Ratio:  / 0
MaloBueno 

pag-29El estruendo de un fuerte impacto registrado alrededor de las 07:00 de ayer, en la intersección de la calle Alfredo Gómez de la Torre y la avenida Víctor Manuel Guzmán dejó una persona herida y cuantiosos daños materiales. El auto chocó contra uno de los muros de la Unidad Educativa Juan Pablo II.

Según el parte levantado por el agente civil de tránsito de la empresa Pública de Movilidad, Bairon Morejón, el conductor del vehículo le refirió que sufrió una aparente crisis en su salud, lo que hizo que perdiera pista y se estrelle contra la pared de la entidad de formación académica. El hombre refirió al uniformado civil de tránsito que venía desde Otavalo y pretendía llegar hasta el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, para llevar un tanque de oxígeno a un familiar. Sin embargo, su presunto quebranto de salud hizo que perdiera el control del automotor marca Mitsubishi, tipo montero, color negro, y rozara contra una de las paredes de una propiedad de la avenida, pero al llegar al cruce, se estrelló contra la esquina del muro de la edificación escolar. Personas que se encontraban en el lugar alertaron a la Central de Emergencias y los agentes civiles de tránsito llegaron de forma inmediata, al igual que la ambulancia del Ministerio de Salud Pública, que brindaron atención al conductor del vehículo. No obstante, el ciudadano manifestó por su cuenta no dejar que los paramédicos lo trasladaran a una casa de salud para ser valorado minuciosamente. Adolorido y con sangre en el rostro bajó de la ambulancia y recogió sus pertenencias. Personal del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, CBI, realizó labores de seguridad en el destruido automotor desconectando batería y otros artefactos que pudieran poner en riesgo la integridad de quienes se encontraban en el lugar. El chofer no fue privado de su libertad y su rechazo a ser atendido por la unidad de socorro quedó documentado y firmado para evitar inconvenientes posteriores. Por los daños ocasionados a la propiedad pública, el automotor fue trasladado e ingresado al Centro de Retención Vehicular, CRV, de la Agencia Civil de Tránsito de la Empresa Pública de Movilidad, MEP, hasta que se solucionen los inconvenientes ocasionados.